El Lago de los Cisnes, una de las obras más famosas del ballet universal, es la propuesta del Ballet Nacional de Cuba para comenzar este año y con él, una gran temporada del clásico que toda gran compañía del mundo incluye en su repertorio. La sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso acoge las funciones hasta el domingo 3 de febrero, las que son protagonizadas por primeras figuras de la compañía y jóvenes bailarines debutantes.

Se ha dicho por críticos especializados, que el primero de los ballets compuestos por Piotr Ilich Chaikovsky, y quizá el más célebre, se inspira en un cuento popular ruso de muy antigua tradición. Aunque se vio por vez primera en el Bolshoi, de Moscú, a principios de 1877, no fue hasta 1895, con la coreografía de Marius Petipa y Lev Ivánov, estrenada en el Teatro Marinsky, de San Petersburgo, que alcanzó su máximo esplendor. Es esa versión la que ha llegado hasta nuestros días y ha servido de base e inspiración para las múltiples puestas que hoy se bailan. Es también muy conocido y elogiado el aporte realizado a este clásico por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso. En Cuba, la creadora del doble personaje de Odette-Odile fue, precisamente Alicia, cuando aún era una adolescente. Su profesor Nicolai Yavorsky concibió para ella una adaptación del ballet, cuyo estreno ocurrió en 1937 en el Teatro Auditorium, función que ha marcado pautas en la historia de la danza.

Disfrutar de las funciones de El lago de los cisnes en esta temporada es revivir el espíritu de la compañía, la perfecta combinación de pasos, las bellas imágenes, el dinamismo de las acciones y la fuerza con que son interpretados los personajes junto a la escenografía, la música y el vestuario, obligan a sugerir a quien llegue a La Habana a convertirse en espectador de este hecho artístico. La técnica, el modo tan peculiar de bailar la compañía y su expresividad, llegan a su punto climático en el famoso pas de deux, el bellísimo adagio que danzan la reina de los cisnes y el príncipe. Si bien hoy en día, los personajes de Odette-Odile han encontrado exceelnte desempeño en las bailarinas Viengsay Valdés, Anette Delgado, Sadaise Arencibia y Grettel Morejón, vale destacar que el Ballet Nacional de Cuba ha tenido grandes figuras que también han ocupado titulares con El lago…, entre ellas Josefina Méndez, Mirta Plá, Loipa Araújo, Aurora Bosch, Marta García, por solo citar algunas. La invitación a ver volar a los cisnes hasta el 3 de febrero, ya está en pie.

Por: Dianik Flores Martínez