El mejor nombre para un puro: Cohiba
El mejor nombre para un puro: Cohiba
El mejor nombre para un puro: Cohiba
El mejor nombre para un puro: Cohiba

En la tercera jornada del Festival del Habano, tuvo lugar la presentación del libro “Lo llamaremos Cohíba 2”, del doctor Adargelio Garrido de la Grana, que estuvo acompañada de la degustación especial de un puro Cohiba con una cava Juvé y Camps.

En su intervención, el autor comentó los factores que han hecho de Cohiba una marca notoria y famosa desde su propio origen, y destacó que era el tabaco que fumaba Fidel Castro.

Según narra el libro y como argumentó Adargelio en la presentación, muchos de los cientos de intentos de asesinatos al Comandante Fidel Castro se prepararon por el enemigo en tabacos que le fueron obsequiados, por lo que se decidió confeccionarle su propio puro.

En ese proceso participaron especialmente mujeres torcedoras, quienes aprendieron este arte en fábricas atípicas, muchas de las cuales anteriormente eran residencias de la burguesía de mediados del siglo pasado.

A la inolvidable y sabia Celia Sánchez, por aquel entonces secretaria de Fidel Castro, se le ocurrió que a los puros que fumaba Fidel había que darle un nombre: “Lo llamaremos Cohiba”, voz de origen taíno y término peculiar nunca antes usado en la fabricación de habanos.

Desde ese momento, muchos fumadores en el mundo entero empezaron a preferirlos y rápidamente se comenzó a comercializar la marca, que se impuso muy pronto como sello del mejor tabaco cubano, reconocimiento mundial que perdura hasta la actualidad.
La presentación fue para muchos la revelación del secreto de un nombre: Cohiba.

Por: Dianik Flores Martínez
Fotos: Anabel Moreno