Le Dîner en Blanc en una ciudad de paz: La Habana
Le Dîner en Blanc en una ciudad de paz: La Habana
Le Dîner en Blanc en una ciudad de paz: La Habana
Le Dîner en Blanc en una ciudad de paz: La Habana

Una nueva edición de Le Dîner en Blanc tuvo lugar este sábado en La Habana. El sitio escogido para la afamada reunión de amigos fue el emblemático Hotel Nacional, y como siempre sucede en estos encuentros, se respetaron las reglas de mantener la sede en secreto hasta que los asistentes llegaran a disfrutar de la sorpresa.

El jardín del Hotel recibió a los cerca de 500 invitados de países como Estados Unidos, Puerto Rico, Japón, Francia, entre otros, que allí se dieron cita. Vestuarios diversos y creativos, máscaras, lámparas, adornos y otros regalos, —obviamente todos blancos—, inundaron el jardín, las mesas y el entorno.

La celebración, llevada a cabo desde 1988 y convertida en franquicia, escoge para cada ocasión un sitio diferente. La capital cubana integra ahora la privilegiada lista de las ochenta ciudades, como París, Río de Janeiro, Cartagena, San Juan, Ámsterdam, Buenos Aires, Ciudad de México, Milán, Chicago, Nueva York y Sídney, que han acogido el picnic más grande y exclusivo del mundo. Y esto habla, sin dudas, del reconocimiento al patrimonio cultural de la isla caribeña, a sus encantos y atributos, pero sobre todo, resulta una celebración por los 500 años de La Habana y una certeza de que es un destino seguro y propicio para el turismo de eventos e incentivos.

Los participantes, entusiasmados y encantados, comentaron que fue muy acertada la idea de encontrarse en La Habana. Esta edición fue catalogada por los organizadores como una de las más alegres, organizadas y emocionantes.