Gaviota Hoteles presenta Palacio Cueto, instalación recién restaurada de La Habana.
Gaviota Hoteles presenta Palacio Cueto, instalación recién restaurada de La Habana.
Gaviota Hoteles presenta Palacio Cueto, instalación recién restaurada de La Habana.

Como parte de las actividades colaterales de esta edición de FITCuba 2019, el grupo Gaviota Hoteles hizo el lanzamiento de la instalación Palacio Cueto. Insertado en el Centro Histórico de La Habana Vieja, el Hotel se ubica justo en la esquina que entrelaza las calles Inquisidor y Muralla, en el  corazón colonial de la urbe capitalina.

Insertado en el popular y tan concurrido entorno de la Plaza Vieja, el actual inmueble es resultado de un proyecto de restauración que se realiza en la ciudad para los Hoteles de Habaguanex y ejecutados por el grupo Gaviota. Tras casi dos décadas en desuso, a finales del mes febrero culminó la obra constructiva de esta joya de la arquitectura cubana para brindar a sus huéspedes un servicio de extrema calidad.

La historia del edificio se remonta a los años 20, fecha en que albergó un almacén y una fábrica de sombreros. Posteriormente fue alquilado por Jose Cueto, a quien debe su actual nombre, y convertido en Hotel Palacio Viena. El Palacio Cueto que hoy se exhibe, distingue por la complejidad de su trabajo en piedra esculpida, vistosos balcones en forma de olas, la elaborada ornamentación de su fachada y las maravillosas vistas que de su terraza superior se pueden disfrutar de La Habana.

Diseñado por el arquitecto Arturo Marqués, el magnífico y ostentoso edificio muestra el sabor expresionista en los primeros años del pasado siglo y aunque muchos expertos lo señalan como un exponente del Art Nouveau, otros afirman que esta inspirado en las nuevas tendencias europeas que llegaron a Cuba por aquel entonces.

La renovada instalación se prestenta como un hotel de lujo con 57 habitaciones y 3 suits de excelencia distribuidas en 5 plantas. Todos los servicios que ofrece, como un spa con modernas tecnologías, un lobby bar, varios restaurantes especializados y la amabilidad de sus trabajadores, entremezclan tradición y modernidad.

Lo cierto es, que durante su restauración se trató de conservar los espacios y diseños del proyecto original para que ahora los visitantes o clientes  disfruten al máximo cada propuesta de este renovado inmueble que resplandece el escenario de una ciudad pronta a celebrar sus 500 años de fundada. Razón por la que si visita La Habana, no dude en llegar al Hotel Palacio Cueto.