Bajo la concepción de la experiencia más allá de la forma, comenzó este viernes la segunda edición de la Bienal de Diseño de La Habana. La cita que se extiende hasta el 16 de junio, dedica sus festejos al 500 Aniversario de la fundación de la Villa de San Cristóbal.

BDHabana 2019 propone una visión del diseño enfocada a la práctica de los usuarios y pretende propiciar un entorno donde el diseño como experiencia sea sinónimo de bienestar. Muestra así mismo, la presencia del diseño en la realidad cubana aplicable a la economía, la industria, la sociedad y la cultura.

Desde su propio concepto, la Bienal invita a pensar y entender esta disciplina como un proceso creativo que además, estimule el vínculo de los sentidos. El encuentro, totalmente inclusivo, tiene como uno de sus retos primordiales la complicidad del público asistente con el diseño y sus espacios.

Hasta el próximo 26 de mayo el Centro Hispanoamericano de Cultura de la capital cubana será sede de talleres y conferencias. En los días siguientes, la Bienal se trasladará hacia las provincias de Santiago de Cuba y Camagüey aunque retornará a La Habana para clausurar el evento.

Invitados especiales del panorama internacional provenientes de México, Italia, España y Argentina compartirán sus experiencias con profesionales cubanos. El diálogo sobre modernas tendencias, herramientas de trabajo o campañas publicitarias enriquecerán el enfoque académico de la Bienal.

Cuatro semanas donde La Habana como sede principal, será testigo de conferencias magistrales, talleres y circuitos expositivos que persiguen el reto de promover un diseño absolutamente auténtico, más allá de la forma.