“Por siempre Juan Formell”
“Por siempre Juan Formell”

Con las celebraciones por el cumpleaños 77 de Juan Formell quedó inaugurada la primera edición del Festival Internacional de la Timba que lleva su nombre. El evento, pretende homenajear al inolvidable bajista y compositor cubano, creador y fundador de Los Van Van que antes de morir expuso la necesidad de crear un certamen como este.

Entre sonrisas y lágrimas; familiares, amigos y seguidores rememoraron el legado de Formell y su influencia en la música popular bailable… un hombre que merece todo cuando se habla sobre la historia del fonograma cubano.

Se inició también la exposición y libro Los Van Van son la Patria. La muestra de 50 instantáneas escogidas al azar exhibe momentos insignes de la agrupación y permanecerá acompañando los días del Festival. El libro, por su parte, fue hecho con especial dedicación a Lorenzo, el más pequeño de los hijos de Formell.

En el cumpleaños 50 del Tren de Cuba, Los Van Van, el fotógrafo Iván Soca quiso regalar al niño una crónica gráfica de su padre. “Quiero que cuando vaya a la escuela y le enseñen conceptos como patria y pueblo, sepa que su papá hizo un proyecto y tuvo una obra que es parte de eso”.

“(…) la Timba es un ritmo heavy (duro), afro, distinto a la salsita blanca latina (…)”. Juan Formell

Presidente del Festival y Director de la orquesta Los Van Van, Samuel Formell confesó que el evento lleva la impronta de su padre y es, además, su regalo de cumpleaños para él. “Nosotros estamos emocionados por poder cumplir este sueño de mi papá. Ha sido un año de muchos esfuerzos y trabajos duros para poder realizar el Festival. Sé que desde el cielo, él está muy agradecido y contento. Disfrutando cada minuto la primera entrega del Festival de la Timba.”

¿Por qué la Timba y no el Songo?

“Durante los años ´70 mi padre revolucionó la música con el Songo. No había un tumba‘o de piano, batería y bajo eléctricos. Por eso el público también distingue el sello peculiar de Van Van con el movimiento de congas, la percusión, etc. Juan Formell creó un género que rompía los esquemas tradicionales de la música popular.

Van Van es quien hace el Songo. Otras agrupaciones producen una Salsa que se enriquece y se nutre de diferentes ritmos o estilos; y se denomina Timba. Por eso quisimos llamarlo así, para promover este género tan amplio y rico donde, además, muchas orquestan hacen aportes constantes”.

En Samuel Formell tengo mi legado…

“El consejo de mi padre siempre iba más allá de tratar de ser el mejor. Él decía que lo difícil era mantenerse tocando entre las orquestas de mayor preferencia y las que más público convocaban. Por eso hemos seguido sus enseñanzas y no hemos hecho otra cosa que revivir sus canciones y tocar las nuestras bajo su influencia directa”.

¿Cómo influye la obra de Juan Formell en las nuevas generaciones de músicos?

“Por suerte ya tenemos la Cátedra “Juan Formell” en la Universidad de las Artes. Es muy importante estudiar su obra. Él rompió todos los esquemas y códigos a los que se estaban acostumbrados en la música cubana e indiscutiblemente nuestros jóvenes tienen que aprenderlo. Por eso también, una parte importante de este Festival son los eventos y talleres teóricos que se desarrollarán con importantes musicólogos y especialistas de diferentes latitudes”.

Con la premisa de complacer al bailador hizo Juan Formell su música. Un hombre que a través de sus canciones contó sus amores, fracasos, paz, abrigo… Satisfecho siempre de decir la verdad. A él se dedica este Festival que en su primera jornada convocó al fruto de todas sus pasiones… sus hijos.

Modelado por la musicóloga Neris González, el coloquio estuvo colmado de emociones y sorpresas. Unos cantaron y otros lloraron, pero al final, una sonrisa selló el encuentro de celebración y homenaje a la eterna majestuosidad del Maestro Juan Formell