La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí
La familia López- Nussa en concierto en el Teatro Martí

Una de las familias musicales más queridas y admiradas por el público cubano es sin dudas la formada por los López- Nussa, fue esa la razón de que el legendario Teatro Martí de La Habana ayer estuviera al tope de sus capacidades con vistas al concierto que dicha familia brindó con motivo del quinto aniversario de la reapertura del también llamado, El Coliseo de las 100 puertas.

Los presentes, amantes de la buena música, pudieron disfrutar a Ernán, Ruy Francisco, Harold y Ruy Adrián, mientras interpretaban juntos un magnífico repertorio en el que destacaron «Guajira », (Ruy Adrián), «Cimarrón» (Harold), «Figuraciones», « Isla», «Conga Lopeznussística», y «Momo» (Ernán), y además, esa antológica pieza que fue tan escuchada en el propio teatro: «Capullito de Alelí», de Rafael Hernández Marín.

Ernán y Harold, asumieron los arreglos e hicieron el piano; Ruy Francisco y Ruy Adrián, la percusión, y los apoyaron en el cometido, Mayquel González, en la trompeta, y Julio César González, en la guitarra bajo; el conjunto logró limpias ejecuciones e impecables improvisaciones, con un virtuoso desempeño.

No solo por los músicos estuvo representada la familia; la cubierta del programa contiene un dibujo de Leonel López-Nussa, (1916-2004), padre de Ruy Francisco y de Ernán; escritor, pintor, periodista, y crítico de arte.

Con una trayectoria exitosa, ambas generaciones de los López- Nussa han logrado unificar con un estilo muy propio la tradición sonora cubana con lo mejor del jazz; los acordes más clásicos con aquellos que destacan en la modernidad.

En las palabras del programa, Wendy Guerra, hace una breve historia de la que es también su familia, y afirma que los músicos López- Nussa recorren en cada presentación «la ruta europea, latinoamericana y criolla que late en su propia sangre».