Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú
Historia, glamour y excelencia en la Mansión Xanadú

Casa Club del campo de Golf de Varadero, la Mansión Xanadú distingue por los servicios que presta a sus clientes y durante los eventos asociados a la práctica deportiva. En su segundo piso, ocho habitaciones de lujo en los estándares internacionales mientras que el bar mirador, en el tercero, invita al deleite con las vistas a su alrededor acompañado de exquisitas bebidas cubanas y foráneas.

En el sótano de la instalación, una cava de vinos recibe al visitante con productos añejos de excelencia y una infraestructura ideal para reuniones de trabajo o entre amigos. El olor a madera y luces tenues recrean intacto el sitio de estilo francés donde su antiguo propietario almacenara su selecta colección de vinos.

Contiguo al sótano de la Casa se puede apreciar un órgano electro neumático que data de los tiempos pasados en que fue construida la residencia. A diferencia de los que pueden observarse en las grandes catedrales, este consiste en un sistema de cientos de tubos metálicos y madera que suenan como una orquesta sinfónica y llevan la música a cada rincón de la Mansión.

Por su ubicación, en la colina de San Bernardino, punto geográfico de la península que en el mapa topográfico la sitúa en el área más alta y cerca sobre el nivel del mar; desde esta Casa Club se promueve también el segmento de sol y playa.

Pues es una zona que hacia el este cuenta con playas y dunas amplias; y hacia el oeste todo un arrecife que sirve de visuales increíblemente bellas para el jugador de Golf. No en vano el millonario estadounidense de origen francés Irenée Dupont escogiera el lugar para edificar su otrora residencia de descanso.

Como parte de los productos del Varadero Golf Club, la Mansión Xanadú es ideal también para apostar por la modalidad de eventos e incentivos. Bodas, banquetes, reuniones empresariales y otros acontecimientos importantes tienen lugar en este sitio que cuenta con la infraestructura necesaria para este tipo de servicios.

Historia… Conservación

El Restaurant Las Américas fue inaugurado en el año 1963 en el primer piso de la Mansión, disponiendo de tres salones principales: la Biblioteca, el Salón Rojo y la Terraza con exquisitas visuales hacia el mar.

Desde entonces, generaciones de gastronómicos cubanos han hecho culto en su actuar al cuidado y conservación del lugar que con tanta devoción ha ofrecido servicios durante todos estos años al público que los visita.

Todas las personas que han pasado por aquí han mantenido sus valores culturales y arquitectónicos en su condición de patrimonio, siendo declarada Monumento Nacional desde el año 2013.

Construida bajo un estilo ecléctico, los techos de maderas tallados, los pisos de mármol,los balcones y todas las celosías que rodean las áreas son originales. Más de 600 muebles y objetos se conservan para transmitir este legado cultural tan valioso. Piezas que siempre fueron bien resguardadas por las generaciones que antecedieron al actual equipo que hoy labora en el Club, quienes han mantenido la tradición y el amor por conservar cada página en la historia de la Mansión Xanadú.

En ese sentido, sus consagrados trabajadores buscan la forma de restituir la armonía sonora de la Casa con el funcionamiento del órgano. Majestuoso instrumento musical que dará valor agregado al producto de la Mansión.

Rodeado de hoteles nuevos y el desarrollo vertiginoso que ha tenido Varadero, a la altura del 2019 el visitante aprecia este sitio como aquel lugar del Varadero antiguo que sigue activo y pretende llevar a los turistas esa historia, a la par de un servicio elegante, personalizado, de estilo.

Un emblemático sitio que conserva y vincula los orígenes de esta familia francesa con el golf, el buen servir, el buen comer… el buen vivir y disfrutar la vida.

Por todo el acervo cultural y arquitectónico que alberga desde su fundación, generaciones de trabajadores han cuidado con detalle cada rincón de la Casa. Razón que motiva a los jugadores para disfrutar las actividades que proponen durante los eventos como un espacio de socialización y aprendizaje patrimonial rodeados de historia, glamour y excelencia.

Textos: Bienvenidos / Fotos: Bienvenidos – Palmares SA