Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas
Cabaret Tropicana: 80 años estrellas

El año 1939 llegaba a su fin y despedirlo por todo lo alto, era un desafío.  El nuevo merecía ser recibido en un lugar donde el jolgorio marcara un comienzo bienaventurado. Existía un sitio en La Habana que cumplía las cualidades para desatar la mejor de las fiestas citadinas: Villa Mina, una impresionante quinta de recreo en las afueras de la urbe.

La propiedad de doña Mina Pérez Chaumont, viuda de Regino Du Rapaire Truffin, cónsul de Rusia en Cuba, era conocida entre la sociedad habanera por las grandes celebraciones que la pareja preparaba para agasajar a invitados y amigos. Ya estaba el lugar, la persona que lograría el milagro era Víctor Correa, experimentado promotor de espectáculos recién llegado de Panamá, que ya conocía lo que podía resultar de un club nocturno en La Habana.

Entre conversaciones y acuerdos, finalmente fue inaugurado lo que hoy se conoce como Cabaret Tropicana. En poco tiempo, aquel fantástico recinto al aire libre, rodeado de frondosos árboles y con una ubicación privilegiada, brindó un espacio propicio para el juego, la diversión y espectáculos que hacían más acogedoras las veladas.

Así, destinado a convertirse en un lugar emblemático de La Habana, llegó a ser de la preferencia de la alta sociedad habanera y extranjera, que visitaba la ciudad. Su fama rápidamente trascendió la isla y llegó a ser reconocido como uno de los clubes nocturnos más suntuosos y atractivos, un verdadero paraíso bajo las estrellas.

Y se hizo la magia

Durante años, Tropicana fue casino y discoteca y en su escenario actuaron notorias glorias cubanas e internacionales como Rosita Fornés, Celia Cruz, Olga Guillot, Elena Burke, Bola de Nieve, Libertad Lamarque, Cheo Feliciano, Nat King Cole, Rita Montaner,  Tongolele,  Xavier Cugar, Los Chavales de España, Liberace, Pedro Vargas, entre otros.

Su reconocimiento mundial le dio crédito y entre otros eventos, en 1954 fue elegido por el diseñador Pierre Balmain, para exhibir, por vez primera fuera de París, su Colección Primavera-Verano de ese año.

Sus dueños no dudaron en perfeccionarlo y en la década del 50, los espectáculos cautivaban y satisfacían a sus clientes. La opinión pública de la época se sumó al beneplácito y en mayo de 1955, la revista especializada Show aseveró en sus páginas: «Fue Tropicana el primer cabaret de Cuba que descubrió el imán de las grandes producciones y fue Rodney el primero a quien cabe el orgullo de haberlas mostrado con triunfal acogida».

Roderico Neyra, Rodney para los más cercanos, fue reconocido como el más grande y mejor pagado coreógrafo y director artístico de Cuba. Lo llamaban el mago Rodney, por sus extraordinarias producciones coreográficas. En la actualidad, el restaurante del cabaret lleva su nombre en honor a quien contribuyó, con su ingenio, a colocar Tropicana entre los mejores cabarets del mundo.

Este diciembre, el Cabaret Tropicana arriba a sus ocho décadas de fundado. Ochenta años rindiendo culto a la música y al baile. Colorido, fiesta, y escenas sorprendentes, cargadas de belleza y erotismo iluminarán esta nueva fiesta que prepara Tropicana, dando paso a un nuevo año de alegrías y parabienes.

Con sus ya tradicionales e impresionantes espectáculos, donde participan cientos de músicos, cantantes, acróbatas y bailarines, Tropicana continuará siendo una oda a la cultura, a través de sus más auténticas expresiones. Mambo, chachachá, guaracha, rumba, ritmos africanos fusionados con jazz latino, samba, música española y hasta brasileña, se complementan en las animadas noches de Tropicana. Quien desea divertirse en La Habana, reserva en este famoso cabaret que celebrará su cumpleaños ochenta, este diciembre del 2019. Sumémonos a esta festividad, en uno de los escenarios más connotados La Habana: Tropicana, el paraíso bajo las estrellas.

Texto y fotos: Bienvenidos