La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín
La Casa Guayasamín

En Obra Pía No.111, entre Oficios y Mercaderes, en La Habana Vieja, se encuentra un lugar con características que lo distinguen de su medio circundante. La Casa Museo abrió sus puertas el 18 de enero del año 1992 como un sitio de divulgación de la obra de Oswaldo Guayasamín y de la pintura latinoamericana en general. El día inaugural estuvieron presentes Fidel Castro y Hugo Chávez, amigos del célebre pintor.

Existen evidencias documentales de la casa desde el siglo XVIII. Según los registros, inicialmente eran varios recintos independientes que fueron unidos de la forma que llega a nuestros días. El teniente de navío de la Real Armada, Don José María Chacón, su segundo dueño, tuvo un rol protagónico en la estructura actual de la casa: añadió la torre-mirador y cambió la fachada, la portada principal y algunas paredes.

Existen edificios que mantienen por muchos años su vocación. Ese parece ser el caso del inmueble en cuestión, pues durante su proceso de restauración, en el que participó el propio Guayasamín, se encontraron pinturas murales significativas que cubrían la mayoría de las paredes de la casa.

Cuentan que, a pedido del artista, el historiador de la ciudad, Eusebio Leal, aceptó ceder un inmueble en La Habana Vieja para hogar del pintor, con la condición de que fuera una de las casas que necesitaban ser restauradas; Guayasamín estuvo de acuerdo. Así escogieron la edificación que contaba con un taller de mecánica automovilística en su planta baja.

La restauración fue un proyecto compartido por el pintor y la Oficina del Historiador. El resultado del trabajo binomial fue la Casa Museo Oswaldo Guayasamín, sede de la fundación del mismo nombre en Cuba. Cuentan que allí Guayasamín pintó a célebres personajes de la historia reciente del país, entre ellos Fidel y Raúl Castro, Antonio Núñez Jiménez y el trovador Silvio Rodríguez. Si le gusta el arte pictórico y le interesa la obra de pintores latinoamericanos, visite la Casa Museo Oswaldo Guayasamín. Allí se acercará a la vida y obra de este pintor y podrá ser testigo de cómo lo universal se condensa en un punto de la cubanidad.

Textos y fotos: Bienvenidos