Nuevo encuentro de la fiesta latinoamericana del cine
Nuevo encuentro de la fiesta latinoamericana del cine
Nuevo encuentro de la fiesta latinoamericana del cine
Nuevo encuentro de la fiesta latinoamericana del cine

El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano se inauguró en el cine Chaplin de La Habana el 3 de diciembre de 1979, y el evento se convertiría, desde su misma fundación, en el encuentro cinematográfico de mayor significación en el continente.

Cuatro décadas después, esta fiesta del cine latinoamericano celebra su edición número 41 del 5 al 15 de este mes de diciembre, consolidado como un evento cinematográfico de obligada cita para todo aquel que en el área se dedique al mundo audiovisual.

Continuando su estructura de los últimos años, el certamen organiza concursos de  muchas secciones de interés, tales como los de mediometrajes y cortos de ficción, Operas Primas, documentales, animación, guiones inéditos y carteles, entre otras, pero indiscutiblemente la mayor atracción  del evento es la sección oficial en concurso, en la que veintiún largometrajes de ficción intentarán alcanzar los premios Coral, máximo galardón del evento.

Argentina es el país que mayor número de producciones trae a esta sección con cinco, si bien hay presencia de producción argentina en otros tres títulos. Le sigue Brasil, que viene al festival con una buena selección compuesta por cuatro filmes y otro en régimen de coproducción. Luego están México y Chile con tres cintas cada uno, dos de Colombia, y uno de Cuba, Perú, Guatemala y Uruguay, que completan la selección.

Entre otros títulos, Argentina ofrece  la comedia de humor negro El cuento de las comadrejas del ganador del Oscar Juan José Campanella y La odisea de los giles de Sebastián Borensztein, interpretada por el actor más famoso del actual cine argentino, Ricardo Darín, y su hijo Chino; de Brasil llegan películas tan importantes como La vida invisible de Eurídice Gusmão, realizada por Karim Aïnouz, que ha recibido distinciones y excelentes críticas, así como Bacurau, codirigida por el conocido cineasta Kleber Mendoça filho; el chileno Andrés Wood, familiar para los espectadores del festival, regresa esta vez con la película Araña, y de México acuden a la cita Asfixia de Kenya Márquez y Esto no es Berlín, realizada por Hari Sama. La cinematografía nacional estará representada en esta competencia de filmes de ficción por Buscando a Casal, de Jorge Luis Sánchez.

A destacar también el concurso de Operas Primas, que en esta ocasión incluye, entre otros materiales, el filme Agosto, debut del joven cubano Armando Capó Ramos que competirá con otros 17 filmes de la zona, así como el concurso de documentales, en el que también estará un filme nacional muy esperado, Retrato de un artista siempre adolescente, acercamiento a la figura del director y teórico cubano Julio García Espinosa y recuento sobre el cine cubano, que dirigió Manuel Herrera.

Y en esta edición del festival, como ya es habitual, habrá muestras, retrospectivas y homenajes, como las muestras de cine alemán, y español, un Panorama Cinematográfico Internacional, galas con importantes filmes al estilo de Marighella, La Red Avispa y Parásitos, y otros eventos que tendrán lugar en esta cita dedicada al centenario del documentalista Santiago Álvarez y al 60 aniversario de la creación del ICAIC (Instituto cubano de cine).

El festival tiene lugar en diez salas de la capital: Acapulco, 23 y 12, Chaplin, Riviera, Yara, La Rampa y las 4 salas del Multicine Infanta. Los filmes de ficción de la sección oficial se mostrarán en el Chaplin, sede emblemática del certamen, y los documentales en competencia se exhibirán en el cine 23 y 12, sede habitual de la Cinemateca de Cuba. En cada sala se podrá adquirir las entradas o comprar el pasaporte, que facilita diez accesos a las funciones.

Texto: Antonio Mazón Robau / Fotos: Archivos