Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa
Una Cuba artística: más allá del sol y la playa

Cuba es una pequeña isla conocida a nivel internacional no por el tamaño de su territorio sino por lo gigante de su cultura. Su relevancia dentro del Caribe Hispánico la hizo receptora de múltiples herencias europeas, africanas y norteamericanas que se amalgamaron y fueron conformando, con el paso de los años, lo que hoy se asume como identidad cultural cubana.

Estos valores que iniciaron en el siglo XVII, se construyeron en el XVIII y el XIX, y se afianzaron en la primera mitad del XX, alcanzaron su punto culminante de relevancia cuando, a partir de la sexta década del siglo pasado, el gobierno de la isla creó –y mantiene hasta hoy– una serie de mecanismos que priorizaron creación y divulgación artísticas. De esta forma, las diferentes manifestaciones culturales en la mayor de las Antillas son accesibles y atractivas, tanto para los nativos, como para quienes planeen disfrutar de unas vacaciones caribeñas llenas de música, danza, obras de teatro, cine, exposiciones de artes plásticas, literatura y fiestas tradicionales populares.

La música es, sin duda alguna, la manifestación cultural cubana más reconocida a nivel mundial. Es por eso que miles de turistas visitan cada año el archipiélago en busca de sus más genuinas representaciones. Algunas de ellas las presentamos a continuación.

El Festival Internacional Jazz Plaza, es uno de los eventos más esperados y seguidos del panorama artístico-cultural de la Isla y que tendrá como sedes –del 14 al 19 de enero– el teatro Mella, la Casa de la Cultura de Plaza, los Jardines del Mella, el Pabellón Cuba y el Jazz Café.

Este festival se caracteriza por el intercambio entre jóvenes y consolidados representantes del jazz cubano y foráneo, y ha contado con la presencia de figuras como Dizzy Gillespie, Tete Montoliu, Roy Hardgroove y Ronnie Scott, así como otros grandes artistas internacionales.

Si continuamos con la buena música, justo en el principal destino turístico de Cuba, Varadero, se celebrará del 20 al 23 de agosto, el Josone Jazz & Son y Rumba. Esta fiesta musical es el escenario perfecto para la confluencia de diversos estilos y ritmos del panorama sonoro universal.

Para quienes disfrutan el acercamiento a lo alternativo, el HavanaWorldMusic Festival es una opción obligatoria. En él se mezclan la tradición y las nuevas propuestas armónicas de la isla con varios exponentes de muchísimos géneros alrededor del mundo. Esta cita tiene lugar a mediados del mes de marzo en la capital del país.

Aunque de sobra es conocido el gusto caribeño por la danza y el estrecho vínculo de la música cubana con esta otra vertiente artística, es posible que usted decida solamente disfrutar de un buen concierto de jazz, u observar los valores de la rumba como espectador. Si, en cambio, se desea añadir otros sentidos a la experimentación sonora, el Festival de la Salsa, con sede en La Habana del 25 al 29 de febrero, es el espacio ideal. Allí podrá disfrutar de la presencia de reconocidas orquestas de música popular bailable y sus más destacados representantes en la isla.

Además, tendrá entre sus opciones el Encuentro Internacional de Bailadores de Academias de Casino y Salsa Baila en Cuba, a desarrollarse del 15 al 20 de noviembre. Dicha cita estará dedicada al 90 aniversario del natalicio del maestro Elio Revé, quien popularizó el changüí, ritmo cubano declarado Patrimonio Cultural, considerado precursor del Son y la Salsa.

Muestra del alcance y popularidad de dicho evento es que en la edición anterior participaron más de 400 bailadores procedentes de países como Rusia, Alemania, Francia, Italia, España, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, y Perú.

También dentro de la danza, esta vez de una forma mucho más apreciativa, se puede disfrutar de un evento que inunda de clase las calles habaneras: el Festival Internacional de Ballet de La Habana. Este se efectuará desde el 28 de octubre hasta el 6 de noviembre en el Gran Teatro Alicia Alonso, ubicado en el corazón de la Ciudad Maravilla y muy cercano a hoteles de lujo como el Manzana Kempinski, el Paseo del Prado y el Packard.

El teatro es una de las artes escénicas que aglutina al público culto cubano e invita también a los foráneos a emocionarse con la agudeza de sus reflexiones y la calidad de las obras. Una de las excelentes oportunidades que ofrece esta manifestación en la isla caribeña es la temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo teatral, valorada como un esfuerzo a favor de integrar y reconocer el teatro continental de excelencia artística y compromiso social.

El cine, como reflejo de la vida social cubana, de las realidades actuales en el resto del mundo y como modo de entretenimiento, también, para escapar de la rutina, cuenta con un público masivo en la nación. Con el adiestramiento de profesionales en este ámbito en las últimas décadas en la Facultad de Medios Audiovisuales del ISA y la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, los espectadores se vuelven cada vez más exigentes.

Es por ello que existen dos citas de interés obligado para la apreciación audiovisual en Cuba, tanto para nacionales como turistas. La primera de ellas es el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que atrae a miles de personas desde diversos continentes. Este encuentro es considerado uno de los principales sucesos de la pantalla grande de América Latina y, en 2020, se desarrollará del 6 al 16 de diciembre.

De interés para los cinéfilos, también se desarrolla en Cuba el Festival Internacional de Cine de Gibara, cuya 16 edición se celebrará del 5 al 11 de julio de 2020 en Gibara, Holguín.

En cuanto a la literatura, rama artística que ha dado grandes figuras al panorama internacional ‒figuras de la talla de Nicolás Guillén, Carilda Oliver, Virgilio Piñera, José Lezama Lima y Roberto Fernández Retamar‒, es imprescindible mencionar la realización de la Feria Internacional del Libro, evento cultural considerado el acontecimiento más significativo del movimiento editorial cubano y que del 6 al 17 de febrero se desarrollará en La Habana con VietNam como país invitado de honor.

Un vínculo inevitable entre todas las manifestaciones artísticas mencionadas con anterioridad son las fiestas populares y tradicionales cubanas. A ellas es necesario acudir si se quiere conocer el Caribe a cabalidad. Entre ellas resalta la XVIII edición del Concurso y Festival Internacional: Fiesta del Tambor Guillermo Barreto in memoriam, del 23 al 30 de marzo, en espacios de la capital como el teatro Mella y el Salón Rosado de la Tropical. Como parte de la cita se realizarán certámenes internacionales de percusión, baile de casino y de rumba, y se impartirán clases magistrales y personalizadas de estas especialidades.

Este año se celebrará también el 40 Festival del Caribe ‒Fiesta del Fuego‒ del 3 al 9 de julio, un evento internacional artístico, académico y de espacios comunitarios, que tiene lugar cada año en Santiago de Cuba. Entre las principales acciones que se desarrollarán se encuentran la entrega del Premio Internacional Casa del Caribe y el desfile de la serpiente, donde participan agrupaciones nacionales y extranjeras, y que comienza con un toque de invocación a la deidad yoruba Elegguá.

Otro evento de este tipo que cada año atrae a personas desde diversas latitudes es el Festival Internacional Romerías de Mayo, a festejarse del 2 al 8 de mayo, en Holguín. Con él se presentará una muestra de lo más representativo de la cultura nacional e internacional, además de los mejores proyectos de las Asociación Hermanos Saíz de cada provincia del país.Y, en el mes de octubre, Holguín vuelve a ser el centro si de festejo se trata, esta vez para la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, cuyo objetivo fundamental es rescatar y promover las raíces y antecedentes hispánicos de la mayor de las Antillas.

Las famosas Parrandas de Remedios, es otra de los espectáculos tradicionales que Cuba ofrece. Sus acontecimientos incluyen una ceremonia que incluye una peregrinación, el lanzamiento de fuegos artificiales, rumbas, carrozas y la Misa de Gallo. En 2013 fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Nación Cubana las parrandas del centro del país, específicamente en la zona norte desde Villa Clara hasta Ciego de Ávila, incluyendo comunidades de Sancti Spíritus, y entre ellas se encuentra precisamente las de Remedios, de gran atractivo para locales y foráneos. Dos años después se incluyó en esta lista el carnaval de Santiago de Cuba, una centenaria costumbre popular que acontece cada mes de julio. En ella se fusionan la música, el canto, la danza y el teatro y constituye una genuina expresión de la identidad nacional.

Texto: Bienvenidos / Fotos: Archivo