Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba
Fortaleza San Carlos de la Cabaña, lugar de grandes eventos en Cuba

Construida en el siglo XVIII para defender La Habana de futuros ataques, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña es la más grande edificación militar erigida en América por los españoles. Baluartes, fosos, caminos techados, cuarteles, almacenes y hasta una capilla conforman esta pequeña ciudad amurallada.

La Cabaña, como abreviadamente se le conoce, comenzó a construirse en 1763, luego de la toma de La Habana por los ingleses y, en 1774, pasó a formar parte del sistema defensivo de la urbe. Su nombre rinde honor al rey español Carlos III y su diseño constituye un ejemplo de la arquitectura militar de la época. Forma parte del primer Patrimonio Mundial, reconocido en Cuba por la Unesco en 1982 y comparte terrenos con el magnífico Castillo de los Tres Reyes del Morro, uno de los símbolos de La Habana.

La visita a este lugar de la Ciudad Maravilla invita a recorrer y disfrutar la historia. Además de su sorprendente diseño y su encanto de lugar misterioso y elocuente, en La Cabaña ocurre, cada noche, una de las tradiciones más atractivas de Cuba: la Ceremonia del Cañonazo de las 9. Este ritual, realizado a la usanza del siglo XVIII, rememora el aviso para el cierre de la bahía ―limitada por una gruesa cadena de bronce, que se extendía desde El Morro hasta el Castillo de La Punta, impidiendo el paso de navíos― y el cierre de las puertas de la muralla de La Habana ―antes ciudad intramuros―.

Cada noche, como transportados en el tiempo, una columna de jóvenes “soldados de la Corona española” marcha sobre los antiguos adoquines de La Cabaña solicitando la atención de los presentes. El grupo está compuesto por un oficial, un tamborilero, un portaestandarte, varios artilleros y un farolero que canta la historia del cañonazo. El espectáculo merece ser disfrutado. Su exhibición y estallido final, dan un comienzo vibrante a las noches habaneras.

Conocer más de La Cabaña

La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, se encuentra en la costa este del puerto capitalino. A ella se puede acceder por carretera, a través del túnel que cruza la bahía, o por mar, mediante una lancha hasta el poblado de Casablanca. Desde allí, luego de visitar la hermosa escultura del Cristo de La Habana, el caminante puede llegar andando hasta la célebre edificación.

Recién construido, el fuerte sirvió de cuartel a los soldados ibéricos. Según los historiadores, su potencial militar era bastante poderoso. Se cuenta que el recinto disponía, entre cañones y otras armas, de más de 245 piezas de artillería, muchas de las cuales aún permanecen en el lugar.

En la actualidad alberga el Museo de Armas, con una importante colección de armas antiguas, orientales, europeas y medievales; el de la Comandancia del Che y un muestrario monográfico que relata, mediante imágenes y piezas históricas, la auténtica memoria de la fortaleza. Desde que sus puertas fueron abiertas a cubanos y visitantes, La Cabaña ha sido también sede de importantes eventos como la Bienal de Artes Plásticas de La Habana, la Feria Internacional del Libro y la Feria Internacional de Turismo ―FITCuba―. Todos estos encuentros multitudinarios han tenido siempre un excelente desarrollo debido a lo apropiado de sus espacios para tales actividades y el buen funcionamiento de las instalaciones del lugar. La Cabaña cuenta con varios restaurantes, donde la comida es un verdadero gusto; puestos de artesanías que garantizan el recuerdo de la visita y, para cerrar con cinta dorada, unas panorámicas habaneras que muestran la maravilla de esta urbe centenaria y hermosa.
Textos: Bienvenidos / Fotos: Archivos