Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.
Barnet… “Me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas”.

Durante la clausura de la 26 Feria Internacional del Libro en Matanzas se le hizo un homenaje a Miguel Barnet Lanza, Premio Nacional de la Literatura Cubana, por sus 80 años de vida y a la intensa labor que ha desplegado dentro de la Literatura Cubana.

Barnet, es uno de los escritores vivos más importantes del mundo de las letras en Cuba. Su obra es un legado que se ha dedicado a descifrar ese misterio que es la cubanía como a multiplicarla. Entre sus obras más conocidas está Biografía de un Cimarrón, La piedra fina y el pavorreal, Con pies de gato, Fuente Viva, entre otras.

José Manuel Espino Ortega, Presidente de la UNEAC en Matanzas

José Manuel Espino Ortega, Presidente de la UNEAC en Matanzas y otras personalidades de la provincia le hicieron entrega de un reconocimiento por su obra literaria.

El escritor nos cuenta que siente la ausencia de Carilda porque la vida de él no se puede contar sin la vida de esta famosa poetisa, porque ella lo inspiró mucho, le dio muchas lecciones de todo, de poesía ,de ética, de vivir la vida como lo que uno escribe. Carilda fue tan auténtica ;que ella vivió su vida como la poesía que escribió. Estuvo poseída por el delirio, por el ángel de la jiribilla y por todos esos demonios que nos asaltan y que estuvieron presente aquí con estos jóvenes que se han esforzado para hablar de su obra.En su próximo libro, “Yo soy la página que escribo”, que publicará el próximo año, le dedica capítulos a la vida de tan ilustre  escritora.

Para finalizar nuestro querido Miguel Barnet ; visiblemente emocionado y agradecido ,  comentó que: “ójala que Matanzas siga creciendo, siga siendo una de las ciudades más bellas del mundo, con el privilegio de tener esta bahía, el Teatro Sauto y la  Sala de Conciertos José White, que fue uno de los grandes compositores de América. Es por todo eso que me siento más que un hijo adoptivo un hijo natural de Matanzas…”