Partieron hacia Angola 214 profesionales de la salud cubana para combatir la COVID-19
Partieron hacia Angola 214 profesionales de la salud cubana para combatir la COVID-19
Partieron hacia Angola 214 profesionales de la salud cubana para combatir la COVID-19
Partieron hacia Angola 214 profesionales de la salud cubana para combatir la COVID-19

Hoy partió hacia la República Popular de Angola la brigada número 17 del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, para brindar desde su consagrada profesión sanitaria el apoyo que necesita esa nación africana para enfrentar la epidemia de la COVID-19.

La brigada médica que hoy se despidió de su país, es la más grande de las que ya han partido con esta misión hasta el día de hoy a 15 países, cuyos gobiernos habían solicitado esta colaboración del acreditado personal de la salud cubana.

En la despedida al grupo de  profesionales internacionalistas se encontraban presentes Ulises Guilarte, miembro del Buró Político y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la doctora Marcia Cobas, viceministra de Salud Pública, Jorge Juan Delgado Bustillo, director de  la Unidad Central de Cooperación médica,  así como otros funcionarios del  sector.

La viceministra de Salud Pública entregó la bandera de la brigada al jefe de la misma, doctor Carlos Enrique Arévalos, quien a continuación intervino para expresar su compromiso y el de sus colegas en la tarea de combatir el nuevo coronavirus   en Angola.

«La humanidad necesita ser salvada, necesita ser más humana; hagamos nuestra la idea del cantautor venezolano Alí Primera: “Humanicemos la humanidad”», señaló el galeno.

Seguidamente realizó un recuento de la labor fundadora de Fidel Castro en cuanto al sistema de salud cubano y mencionó sus creaciones más relevantes entre ellas, la del Contingente Henry Reeve en 2005, cuando el paso del Huracán Katrina por el sur de los Estados Unidos, «convencido de que con nuestro actuar estaríamos contribuyendo a que un mundo mejor es posible».

La brigada que parte en las próximas horas hacia Angola, está integrada por 214 colaboradores, 136 mujeres y 78 hombres; 188 médicos, 24 licenciados en enfermería y 2 técnicos; en el grupo están representadas todas las provincias del país y el Municipio Especial Isla de la Juventud.

Aseguró el doctor Arévalos, que la brigada que lidera será fiel continuadora de la obra humanista y solidaria cubana, y, añadió: « Compartiremos las experiencias de nuestro país en el enfrentamiento a la COVID-19 convencidos de que venceremos la epidemia y regresaremos sanos y a salvo, con el deber cumplido, convencidos además, de que sí se puede y se podrá detener la pandemia con el concurso de todas las personas de bien».

Por último el secretario general dela CTC pronunció las palabras de despedida a los colaboradores, en las que afirmó: « A ustedes los distingue su elevado sentimiento humanista, competencia profesional, y alto compromiso con la obra de la Revolución que los ha formado (…) Ustedes nos hacen sentir orgullosos de ser cubanos; en ustedes apreciamos el valor que emana de su ejemplo con la seguridad de que cumplirán con éxito las misiones asignadas».  

En un aparte, el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba declaró:

«Yo creo que en un día como hoy en que despedimos a una de las brigadas más grandes que ha salido a combatir la COVID-19 en otro países, valdría la pena ratificarles, como expresión de un verdadero sentimiento de orgullo, a aquellos que hoy laboran aquí en nuestros hospitales y a los que lo hacen a cientos de kilómetros de distancia, el testimonio de nuestra infinita gratitud, nuestro   respeto y cariño por esa labor altruista y humanista que están desarrollando».

Más de 600 colaboradores médicos cubanos han respondido a la convocatoria de salvar vidas en otras naciones sobre la base de la voluntariedad y el principio de no afectar la atención médica al   pueblo cubano, y se encuentran  en   Jamaica, Barbados, Italia, el Principado de Andorra, Venezuela, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Belice, República Dominicana, Granada, Haití, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, y Surinam, y entre las especialidades más demandadas por los países que han solicitado la cooperación cubana contra la pandemia son terapia intensiva, virología, epidemiología y farmacología.