En la conferencia de prensa que el doctor Francisco Durán García , director de Epidemiología del ministerio de Salud Pública de Cuba,  ofrece diariamente a la opinión pública,  este respondió una pregunta de nuestra revista asociada con la evolución de las personas que se han detectado como portadores del SARS-CoV-2  pero que no presentan síntomas de la enfermedad.

Al respecto, el galeno precisó que del total de casos reportados positivos a la COVID-19 en Cuba, el 52 por ciento han sido asintomáticos, y de estos solo el 18 por ciento han desarrollado ulteriormente la enfermedad, cifra que, como subrayó el especialista, no es muy alta.

Dichos pacientes presentan con posterioridad una sintomatología similar a la de aquellos que desde su detección como positivos, presentan síntomas, a saber: tos seca, rinorrea, dificultad para tragar y en algunos casos, diarrea, los cuales se manifiestan entre los dos y los tres días siguientes a ser confirmados con el contagio.

El doctor Durán apuntó que ninguno de estos casos ha desarrollado formas graves de la enfermedad pero enfatizó que ser asintomático no protege, pues es el comportamiento de la enfermedad en estas personas.

Advirtió una vez más, que esta es una enfermedad de nueva aparición en el mundo, por tanto se va descubriendo y estudiando a medida que se manifiesta en los pacientes, lo que refuerza su carácter nocivo, de ahí la importancia de la detección a tiempo de los casos y del seguimiento de los mismos y sus contactos.

En cuanto a la razón por la cual existen pacientes que sin tener síntomas dan positivos al SARS-CoV-2, el admirado médico cubano expresó que ocurre porque presentan una carga viral que permite la detección virus. «Esta carga viral es la que hace que desde esa etapa, ya transmita la enfermedad», señaló.

Añadió a continuación que en el mundo, hasta el 80% puede ser asintomático en el momento del diagnóstico.

Texto: Redacción Bienvenidos

Fotos: Archivo