Islazul: «Abrir el turismo pero un turismo seguro»
Islazul: «Abrir el turismo pero un turismo seguro»
Islazul: «Abrir el turismo pero un turismo seguro»
Islazul: «Abrir el turismo pero un turismo seguro»
Islazul: «Abrir el turismo pero un turismo seguro»

Rubén Fores Rodríguez, director de Negocios y Desarrollo del grupo hotelero Islazul informó en conferencia de prensa celebrada en el Hotel Lido de esta capital, pormenores relevantes de los protocolos de salud que se comenzarán a aplicar en la apertura de las instalaciones de esa entidad al turismo interno.

«Tenemos que abrir el turismo pero un turismo seguro, ese es el principio que tiene que primar»; así inició su intervención el directivo y añadió que «se ha trabajado en la actualización de los manuales y estándares, fundamentalmente en los protocolos de actuación».

Rubén Fores Rodríguez, director de Negocios y Desarrollo del grupo hotelero Islazul

Consideró seguidamente que Islazul para el trabajo en esta etapa cuenta con la ventaja de la experiencia adquirida por los recursos humanos de todas las instalaciones que brindaron servicio como centros de aislamiento desde que comenzó la crisis sanitaria en el país.

Esta situación, dijo, propició una gran cercanía con las autoridades médicas, lo que significó una contribución notable en cuanto a la adaptación de los protocolos para las diferentes fases de la recuperación post COVID-19.

A continuación se refirió a estos protocolos, los cuales, subrayó, hacen énfasis en las medidas de higiene y desinfección de todas las áreas de las instalaciones; «esta especificidad obligó al grupo hotelero a restructurar trece guías acerca de estos temas, para adaptarlas a los nuevos requerimientos», apuntó.

Por otra parte precisó que están previstos procederes ineludibles para aquellas situaciones en que arribe a alguna de las instalaciones un visitante que se encuentre contagiado con la enfermedad.

Comentó que en cuanto a lograr el imprescindible distanciamiento físico, la entidad turística ha tomado como medidas la definición de la capacidad máxima de cada hotel; evitar en lo posible la interacción entre huéspedes y trabajadores; aumentar la disponibilidad tecnológica en cada uno de los procesos de servicio, como es el caso de las reservaciones y de la entrada y salida de las instalaciones, y lograr la atención personalizada «que el cliente va a agradecer mucho más».

Con respecto a los trabajadores, comunicó que se han establecido controles muy rigurosos; «el chequeo constante de la salud de estos estará encaminado a garantizar su inocuidad y así evitar que sean agentes contaminantes. Es necesario mantener la percepción de riesgo en el estricto cumplimiento de los protocolos », afirmó.

La Revista Bienvenidos solicitó a Foret, que explicara el protocolo a seguir, en el caso de presentarse síntomas de la COVID-19 en algún cliente que arribe a la instalación, o que se encuentre vacacionando en la misma.

«Según lo establecido por las autoridades sanitarias cubanas, de presentarse en algún huésped al arribo al hotel síntomas como fiebre mayor de 37 grados, el mismo se aislará en un local acondicionado a esos efectos en la instalación; se le chequeará nuevamente la temperatura y si persiste la medición anterior o cualquier otro síntoma de la enfermedad, inmediatamente se evacuará hacia un hospital situado en el territorio.

De igual manera, a partir de las pesquisas constantes que realizará el personal sanitario que permanecerá en la instalación, si se detectan indicios del nuevo coronavirus en algún cliente, este y sus acompañantes se evacuarán por separado; a la par se comenzará a confeccionar la lista de contactos del mismo y después se procederá de la misma manera que hemos señalado en el caso anterior».

Posteriormente, el director de Negocios y Desarrollo de Islazul aseguró, que de confirmarse que ese cliente es portador de la enfermedad, la habitación donde estuvo alojado se somete a un proceso profundo de higienización y desinfección, igualmente sucederá con los objetos y la lencería que utilizó.

«Como les decía, seguiremos procedimientos inflexibles, de ahí la necesidad de que los clientes conozcan desde el propio momento de la reservación cuáles serán los procederes y cuáles son sus obligaciones de verse involucrado en una situación de esta naturaleza».

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos