El grupo agroforestal es heredero de siglos de tradición en la obtención de rublos como el café, cacao, miel, henequén, carbón vegetal, frutas, entre otros. Múltiples personalidades de la cultura cubana se han referido a la importancia de estas producciones en sus obras, ya ean culturales, económicas, sociales y hasta relacionadas con los procesos de liberación ocurridos en Cuba durante los siglos XIX y XX.

Hace 20 años, el día 17 de julio se constituyó el Grupo Empresarial de Agricultura de Montaña, creado en el año 200, cambiando su denominación en julio de 2015, como Organización Superior de Dirección denominado con el nombre de Grupo Empresarial Agroforestal.

A través de este grupo se gestiona la producción de: café, cacao, coco, henequén y otras fibras naturales, apicultura, actividad forestal, cultivos varios y ganadería.

Productos 100% cubanos, como café, cacao, mieles y suplementos nutricionales, fibras naturales, resina de pino, carbón vegetal, plantas ornamentales, frutas tropicales, semillas forestales, coco y sus derivados, son comercializados por el Grupo Empresarial Agroforestal (GAF) del Ministerio de la Agricultura.

Los productos terminados responden a los gustos más exigentes y mantienen sus propiedades naturales y los sabores tropicales que los define.

Café

El café

Es una de las bebidas que más consumidores tiene a nivel mundial, por su exquisito sabor y beneficios. Esta infusión no tiene límites culturales, regionales ni sociales y es consumido alrededor de todo el mundo. El cultivo del café en Cuba ha sido más que un elemento cultural, una de las plantaciones más importantes del país. Después del azúcar, la producción de café en Cuba sirvió para el desarrollo económico y sociocultural del país.

Cacao

El cacao

Fue uno de los primeros cultivos introducidos en Cuba por los colonizadores hispanos y que su fomento, se extendió por todo el país. Su principal derivado, el chocolate, ocupó un lugar importante como bebida en la alimentación cotidiana hasta principios del siglo XIX.

El cacao nunca ha dejado de contarse entre los cultivos relevantes del país y el chocolate no ha dejado de integrar la cultura nacional.

Coco

El coco

Es muy aromático y de sabor intenso y agradable, adecuado para enriquecer nuestra alimentación con sustancias nutritivas en gran cantidad de platos de nuestra gastronomía. Sus beneficios y propiedades pueden convertirla en una fruta saludable, tomada con moderación por personas sanas, debido a que contiene grasas saturadas vinculadas al aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, por lo que su consumo frecuente puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El patrimonio forestal.

En Cuba se desarrollan cerca de 32 especies maderables, entre las cuales sobresalen 4 variedades de las coníferas; el grupo de las preciosas: Cedro, Majagua, Teca, Caoba, Barías, Paraíso, Roble y otros ejemplares para uso especial como el Ébano, Ácana, Cuyá y Guayacán. Destacan a su vez las llamadas duras y semiduras como el Ocuje, Algarrobo, Eucaliptos y otras especies catalogadas como blandas y de amplio uso para la protección y conservación como la Gmelina y las Albizias.

Las fibras naturales.

El henequén es una planta textil de primer orden; por ello el país emplea esta fibra para la producción de sogas, hilos y cordeles de diferentes calibres, incluida la empleada en los puertos para izar contenedores, también en la industria tabacalera, en empresas agroforestales y agrícolas.

Lograr el renacer de este cultivo constituye prioridad para Cuba, sin descartar la exploración en torno a otras plantas fibrosas y multiusos.

El carbón vegetal.

Es un material combustible, sólido, frágil y poroso, con un alto porcentaje de carbono, se produce mediante el calentamiento de la madera o residuos vegetales en ausencia de aire (carbonización) y entre temperaturas que oscilan los 400 – 700ᵒC.

La materia prima empleada es el marabú y el encino, ambas especies consideradas entre las mejores del mundo por su elevado poder calórico y energético, y por sus cualidades. En Cuba es obtenido de manera totalmente orgánica, lo que atrae a muchos consumidores que prefieren los productos naturales y amigables con el medio ambiente.

La resina de pino

Sirve como un recubrimiento natural de defensa contra insectos u organismos patógenos; es un producto forestal de múltiples usos para la industria química, en la elaboración de goma, pinturas, barnices, papel, adhesivos, tintas para la impresión, cosmetología y materiales de limpieza.

De la resina extraída del pino se obtienen dos productos fundamentales muy solicitados en el mercado internacional por los innumerables usos: colofonia (el fundamental) y el aceite de trementina.

Las plantas ornamentales.

Son usadas para la decoración y por ende con el objetivo de adornar o de conseguir que un espacio se vea más bello. Estas plantas se cultivan con una finalidad estética a diferencia de lo que sucede con otra clase de especies como las medicinales o comestibles.

Las plantas cubanas autóctonas poseen características que permiten utilizarlas en el desarrollo de una jardinería con identidad nacional y que corresponden con los más exigentes gustos estéticos.

Las semillas forestales

Desempeñan una función primordial en la renovación, persistencia y dispersión de las poblaciones de plantas, la regeneración de los bosques y la sucesión ecológica. Es uno de los principales recursos para el manejo silvícola de las poblaciones de plantas, la reforestación, la conservación del germoplasma vegetal y la recuperación de especies sobrexplotadas. Pueden almacenarse vivas durante largos periodos, y de esta forma se asegura la preservación de especies y variedades de plantas valiosas.

La miel de abejas

Es un alimento especial, vinculado desde tiempos de la colonia a la cultura del pueblo cubano. Su singularidad tiene su origen dadas las características del medio natural donde se cultivan las plantas melíferas como las Campanillas Bancas y Moradas; el Leñatero, el Romerillo de Costa, el Mangle y el Soplillo, en zonas frescas, bajo el genuino sol de Cuba, lo cual le confiere una personalidad exclusiva que la hace auténtica. La apicultura favorece la polinización y aporta fondos exportables de gran aceptación en el mercado externo.

Los cultivos varios

La creación de planes agrícolas especializados en la producción de viandas y hortalizas para asegurar el abastecimiento de las grandes ciudades y las industrias en Cuba, no es una decisión surgida por primera vez en el contexto de la actualización del modelo económico cubano.

En el Sistema de la Agricultura se promueve el impulso y desarrollo de polos productivos que respondan a las demandas de la economía y contribuyan a satisfacer el consumo cubano.

Sus diversas producciones, están destinadas al autoconsumo de los trabajadores y sus familias y el autoabastecimiento municipal de las zonas rurales. Hoy se produce viandas, hortalizas, vegetales, granos y frutales y se trabaja en el incremento de la producción de maíz y frijol, así como con la industria en el cultivo del tomate.

La ganadería.

Su surgimiento y desarrollo en Cuba, ha estado marcado por diferentes etapas. En la actualidad el país está dando pasos seguros para incrementar la producción de leche, carne y sus derivados. Se están produciendo cambios importantes y beneficiosos para este sector, aprovechando esas y otras potencialidades para hacer sostenible su desarrollo.

La ganadería comprende la producción de carne bovina, porcina, caprina, ovina, entre otras, comprometida la producción con la industria cárnica y la industria del lácteo. No es una ganadería extensiva y especializada, a partir de que su desarrollo es fundamentalmente en áreas rurales y cuenta con varias unidades genéticas para su mejor desarrollo.

Texto: Redacción Bienvenidos