La acreditada cadena española Melía acaba de anunciar que ha seleccionado a Cuba para iniciar la comercialización de paquetes con teletrabajo, es decir ofertas de hoteles en los que se puede a la vez trabajar y vacacionar.

La pandemia de la COVID-19 ha obligado a incentivar la creatividad y la invención en propuestas que amplíen la comercialización en el turismo.

Esta decisión de Melía llega precedida de las experiencias de otras importantes cadenas como la estadounidense Marriot o la francesa Accor, que comenzaron hace unos meses, y el grupo español ha escogido a la mayor de las Antillas, por considerarla «un destino  seguro que ofrece un entorno inigualable».

Este nuevo régimen de alojamiento, tendrá como destinatarios a los visitantes canadienses, el mayor mercado turístico de Cuba, sostenido en el tiempo; para estos, Meliá se encuentra en el proceso de crear las condiciones en sus instalaciones, readecuando espacios y ambientándolos con el mobiliario y la tecnología requeridos para el desarrollo de labores profesionales.

También se están diseñando los paquetes que incluyen la posibilidad de reservar largas estancias con servicio de wifi de alta velocidad y acceso gratuito a una sala de co-working, así como la facilidad de reservar también salas de videoconferencias.

La nueva oferta se asumirá por parte de los hoteles teniendo en cuenta todos los protocolos médicos y de protección en ellos desarrollados como una manera de garantizar la salud de los clientes.

Esta reformadora alternativa asegura la realización del teletrabajo desde las confortables instalaciones que administra Meliá en la isla, y la posibilidad de, en los momentos de descanso, disfrutar de las bondades de la cultura y la naturaleza cubanas.

Texto: Redacción Bienvenidos