El Programa café en el llano comenzó ya a dar sus frutos en una naciente plantación de la Unidad Básica de Producción Cooperativa de Ceiba Mocha, en las afueras de la ciudad de Matanzas, donde se ha iniciado la recolección en dos hectáreas del grano cereza de la variedad Arábigo.

Los líderes de este programa, tanto de esta UBPC, como de la Empresa Agroforestal Matanzas, a la que pertenece, esperan en los venideros días completar la primera tonelada, de cuatro que es la expectativa total que ha despertado la fenomenal salud de los arbustos y la profusión de los frutos.

Esta experiencia es resultado de una investigación que se desarrolla en la provincia matancera, como parte de la cual se experimenta con variables como riego, marco de plantación e intercalamiento de cultivos.

Estos ensayos persiguen el propósito de continuar aportando a la sustitución de importaciones, uno de los principales lineamientos de la batalla económica del país, y fomentar la calidad exportable de los productos.

Las plantas en estudio solo cuentan con 24 meses de vida, mientras que el óptimo provecho de las mismas se augura a partir de los cuatro años.

En el presente, la mencionada entidad posee 207 hectáreas que se dedican a la siembra y recolección de cultivos varios; de estas, 21 están destinadas al Programa café en el llano, como parte del cual ya se encuentran plantadas 10,07 hectáreas bajo sistema de riego con pivote central.

La UBPC Ceiba Mocha cumplió el plan de siembra de café, el pasado mes de septiembre y sus trabajadores se esfuerzan por continuar tributando al desarrollo económico del país, logrando la eficacia del Programa café en el llano que ya comenzó a dar sus frutos.

Texto: Redacción Bienvenidos