La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha rubricado un acuerdo de entendimiento con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) sobre el trabajo de ambas para la reapertura del turismo internacional y con el propósito de conquistar la confianza de los viajeros en el transporte aéreo.

Esta firma se realiza en el contexto de la próxima realización de la cumbre del G20, donde se congregan los representantes de las más grandes economías mundiales y que en su agenda ha reservado un momento para examinar la adversa situación actual del turismo.

El memorándum de entendimiento entre OMT y la IATA recoge entre sus objetivos de trabajo, colocar a la sostenibilidad como eje de la recuperación y del futuro crecimiento del turismo.

A la par estimula la profundización en la colaboración existente entre ambas organizaciones   con vistas a impulsar la innovación y propiciar una mayor cooperación público-privada.

A partir de su expresa posición como puente entre el sistema de las Naciones Unidas y el sector privado, durante la crisis epidemiológica provocada por la pandemia de la COVID-19, la OMT ha fungido como líder en la búsqueda de las vías indispensables para lograr la reactivación conveniente de la industria sin chimeneas.

«Los viajes aéreos son un componente esencial del turismo global. Esta alianza entre la OMT y la IATA nos permitirá trabajar codo con codo para incrementar la confianza en los viajes aéreos y el turismo en general. »,declaró  Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT.

Por su parte Alexandre de Juniac, director General de la IATA, aseguró:

« Los turistas quieren sentirse seguros, y quieren tener la confianza de que sus planes de viaje no se verán afectados por cambios de última hora en las normativas y regulaciones. Para que esto sea posible, hace falta una cooperación aún mayor entre el sector público y el privado. Esta alianza intensificada con la Organización Mundial del Turismo ayudará a guiar la recuperación de la aviación durante los meses críticos que tenemos por delante».

La IATA, que es miembro de la OMT desde 1978, ha contribuido a la elaboración de las Directrices globales de la OMT para reiniciar el turismo, presentadas en mayo para ayudar a guiar a los gobiernos y al sector privado en su respuesta a la pandemia de COVID-19.

En dichas directrices se incluyó un conjunto específico de recomendaciones para el sector aéreo, centrado en la introducción de mejores protocolos de higiene para garantizar la seguridad de los pasajeros y de los empleados de las aerolíneas, y las mismas hacían hincapié también en la necesidad de reforzar las alianzas y la coordinación a todos los niveles del sector aéreo.

La OMT ha firmado también recientemente un acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con vistas a aprovechar la fuerza del turismo para a impulsar el desarrollo socioeconómico sostenible de las comunidades rurales.

Texto: Redacción Bienvenidos