Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso
Gala por el Centenario de Alicia Alonso

La Fiesta de Alicia Alonso, gala de celebración por el centenario de la prima ballerina assolutta, se efectuó en la noche de ayer en el Gran Teatro de La Habana que lleva su nombre, con un programa compuesto  que interpretaron bailarines del  Ballet Nacional de Cuba y otras prestigiosas compañías danzarias del país.

Esta gala también festejó el Día Iberoamericano de la Danza, instituido recientemente en honor al centenario de la Maestra, por acuerdo de los cancilleres de Iberoamérica.

Los asistentes pudieron disfrutar de momentos inolvidables de algunos de los ballets que Alicia Alonso (La Habana, 1920-2019) interpretara magistralmente, además de dos estrenos mundiales, que se consagran así a su memoria.

Dio comienzo el espectáculo con la actuación del BNC, que ofreció el segundo acto de Giselle, con música de Adolphe Adam y coreografía de Alicia Alonso, sobre el original de Jules Perrot y Jean Coralli, y luego de un intermedio, regresó con varias escenas de Carmen, con coreografía de Alberto Alonso, ballet basado en la novela homónima del escritor francés Prosper Mérrimée.

A continuación tuvo lugar el estreno mundial de Nana para un insomnio, de Daile Carrazana, con música de Jordi Sabatés, sobre la original de Bola de Nieve, a cargo de la agrupación MalPaso.

Le siguió en el programa la brillantez del BNC con el famoso tercer acto de Don Quijote, coreografía original de Marius Petipa y música deLudwig Minkus.

Unto The End, We Meet, fue el segundo estreno de la noche, de la autoría del estadounidense Kyle Abraham, con música de Arvo Pärt., que fue presentado por Lorena Urgellés y Julio León.

Seguidamente integrantes de la compañía Danza Contemporánea de Cuba, brindaron Mambo 3 XXI, creado por George Céspedes.

El cierre fue una verdadera fiesta artística con la interpretación del Pas de Deux y Coda de Tema y variaciones de George Balanchine, con la música celestial de Piotr Ilich Chaikovski.

Fue una gala a la altura de su recuerdo y de su legado; un recordatorio de su vida y de su obra, y una manera de agradecer lo mucho que le regaló al mundo con su maestría y su consagración la danza.

Textoy Fotos: Redacción Bienvenidos