Las autoridades gubernamentales y sanitarias cubanas continúan incrementando las acciones para enfrentar la COVID-19 en todo el territorio nacional, donde en las últimas horas se ha reportado una cifra de más de 400 casos positivos a la enfermedad.

Este aumento significa un acumulado de 15 007 pacientes diagnosticados con la enfermedad en el país, de los cuales se mantienen ingresados 2 mil 802; 2 mil 778 presentan una evolución clínica estable, y el número de fallecidos llega a 153.

A la par, se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 5 mil 715 pacientes, sospechosos mil 948, en vigilancia 965 y se han recuperado 12 mil 022 pacientes.

El total de muestras estudiadas para detectar o descartar la presencia de SARS-CoV-2 es de un millón 605 mil 819, y se espera, al producirse una disminución en los arribos de viajeros del exterior, poder dirigir más exámenes PCR a los grupos poblacionales más vulnerables.

En las últimas semanas el por ciento mayor de casos confirmados está vinculado a viajeros internacionales, y mayoritariamente se presentan asintomáticos, acumulándose con este comportamiento, un total de 9 mil 595 que representa el 63,9 por ciento de los confirmados hasta la fecha.

Entre el 70 y el 80 por ciento de las personas que han resultado positivas en los PCR, en los últimos días, están vinculados a casos importados. Existe coincidencia de criterios entre las autoridades y la población consiente, de que en la responsabilidad individual y en la de las familias de viajeros llegados del exterior y otras personas vinculadas a los convivientes, está la clave para reducir de forma eficaz los contagios de la COVID-19 en este tercer rebrote de la epidemia.

La acentuación de casos positivos, también es resultado de la violación de las medidas higiénico-sanitarias y de la no observancia del distanciamiento físico, por parte de los ciudadanos pero también de algunas instituciones estatales y privadas, por lo que se ha orientado adoptar precauciones extremas para reducir en el menor plazo posible los niveles de contagio actuales. 

Las diferentes instancias de Gobierno están adoptando medidas severas, algunas de las cuales, como la reducción de viajeros internacionales, puesta en vigor a partir del primero de enero, ya ofrecen resultados, según se evidencia en la acentuada caída en el número de pasajeros que están dando positivos a los PCR.

Específicamente al cierre del 10 de enero, de los 431 casos diagnosticados,   44 son menores de 20 años y 155 están en edades comprendidas entre 20 a 39 años, elemento que llama la atención pues se nota un acrecentamiento de la contaminación con la enfermedad en menores y personas jóvenes.

Las provincias que presentan una situación epidemiológica más compleja son La Habana con 123 casos; Guantánamo con 89; Matanzas, con71, y Santiago de Cuba, con 51; por este motivo La Habana pasa a la fase I de la etapa de recuperación, Guantánamo, y Matanzas retroceden a la fase II y Santiago de Cuba pasa a esta fase.

Se reportan 189 países con casos confirmados de COVID-19, en cifra que supera los 90 millones, y ya han fallecido en el mundo más de un millón de seres humanos.

Las esperanzas puestas en cuatro candidatos vacunales cubanos

En cuatro candidatos vacunales cubanos, actualmente en ensayos clínicos, el país deposita sus esperanzas, y en la posibilidad de iniciar la vacunación contra la Covid-19 en el primer trimestre del presente año, en el cual se aspira a lograr la inmunización total de la población de la mayor de las Antillas.

Los expertos han calificado de muy positivos los resultados de estos cuatro proyectos que, con niveles de respuesta muy efectivos, colocan a Cuba en la avanzada de países cuyos esfuerzos se encaminan a lograr la ansiada cura de la COVID-19, y ratifican su fortaleza científica.

Desde la aparición del nuevo coronavirus en China, los científicos cubanos comenzaron a pensar en una vacuna, y resultó ser el país, el primero de América Latina y el Caribe en tener un candidato vacunal contra la enfermedad, hecho que está precedido por la larga experiencia de los científicos e instituciones cubanas en el campo de la biotecnología, y en el  desarrollo y producción de vacunas, algunas de las cuales han sido las primeras de su tipo a nivel mundial, reconocidas por la comunidad científica internacional.

Soberana 01, Soberana 02, Mambisa y Abdala, son los simbólicos nombres de los cuatro candidatos vacunales cubanos; los dos primeros desarrollados por el Instituto Finlay de Vacunas, y los segundos por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

El propósito esencial de Soberana 01 es lograr inducir un alto nivel de anticuerpos en el organismo para lograr la respuesta inmune adecuada e impedir que el virus penetre en la célula humana; en este camino se hizo necesario diversificar las alternativas para poder lograr los objetivos de manera eficiente, de ahí el desarrollo de Soberana 02, que es una vacuna conjugada, en la cual se combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico.

Ambas vacunas utilizan el mismo antígeno, que es producido por una célula conocida como CHO, y se obtiene mediante producción biotecnológica convencional en el Centro de Inmunología Molecular.

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), trabaja en los candidatos vacunales Mambisa (CIGB 669), que tiene vía de administración intranasal y busca activar un grupo de anticuerpos para garantizar una respuesta sistémica del organismo, y (CIGB 66), Abdala, que será aplicado por vía intramuscular.

Escasas reacciones adversas y un adecuado perfil de seguridad prueban la marcha exitosa del ensayo clínico de Abdala, que comenzó su ensayo clínico el dos de diciembre; su estudio se encuentra próximo a la conclusión de su primera fase, y a fines de mes o principios de febrero debe comenzar su segunda fase.

Pero en tanto pueda iniciarse la vacunación contra la COVID-19,  las autoridades cubanas reclaman a la población, intensificar los cuidados, la higiene, el distanciamiento físico y todas las medidas que son, en el presente, la más segura manera de lograr la inmunidad ante este letal patógeno.

Texto: Redacción Bienvenidos