La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que aunque se disponga de varias vacunas en el mundo para combatir la COVID-19, no se logrará la inmunidad de grupo ante la letal enfermedad en el presente año.

Lo anterior fue expresado por la directora científica de la OMS, Soumya Swamaniathan, quien ratificó además que las medidas de distanciamiento físico, lavado frecuente de manos y uso de mascarillas, seguirán siendo necesarias durante todo el año para prevenir la propagación del nuevo coronavirus.

Definió igualmente, como elementos que podrán retrasar la inmunidad a nivel global, el acceso limitado a las vacunas por parte de los países en vías de desarrollo, la desconfianza en torno a la conveniencia de vacunar en parte de la población y las potenciales mutaciones del virus.

A la par, la representante de la organización se refirió a las vacunaciones masivas que se llevan a cabo en naciones como EEUU, Reino Unido, Singapur, Alemania y en otras de la Unión Europea, pero advirtió que la inmunidad de grupo se alcanza solo cuando existe la suficiente gente en una misma población que es inmune a la infección, lo que evita que ésta se extienda.

La doctora Swaminathan asimismo aseguró que las vacunas van a llegar a todos los países, y otro de sus colegas, por otra parte también afirmó que aun así no será posible una vuelta a la normalidad.

De igual modo corroboró lo dicho por la directora científica de la OMS «necesitamos la inmunidad de grupo y la necesitamos en la mayoría de países, pero no la tendremos en 2021», y añadió: «Algunos países sí puede que la consigan, pero incluso en ese caso no volverán a la normalidad, especialmente en términos de controles de fronteras».

Texto: Redacción Bienvenidos