Hoy se celebran los veinte años de creado el Laboratorio Antidoping de La Habana (LAH) el cual ha mantenido una labor constante, y ganado por sus resultados un reconocimiento mundial.

Fue inaugurado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y por su director fundador, el doctor Mario Granda Fraga; recibió su primera acreditación por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) el 23 de septiembre de 2003, lo que se considera un tiempo récord para este tipo de instituciones y fue el laboratorio número 31 en el mundo en obtener dicha aprobación.

A partir de este momento, ha recibido 18 acreditaciones consecutivas con lo cual se reafirma la eficiencia de su empeño a nivel internacional, llevado a cabo en su mayoría por jóvenes profesionales, que aman su trabajo, y de ahí se desprenden los éxitos de esta entidad que destaca entre los 26 de su tipo en el mundo y los cuatro en el continente americano.

Como un motivo de orgullo, la institución enarbola haber establecido en 2019, record de pruebas antidoping, con 5 400 realizadas, (AMA exige, para mantener la acreditación, un mínimo de 3 mil pruebas al año), de las cuales, mil fueron a atletas cubanos. 

El LAH cuenta con tecnología de avanzada, lo que le permite ampliar sus prestaciones y no solo dar servicio al universo deportivo, sino que también responde a la demanda de importantes centros científicos del país en las ramas de la medicina legal, criminalística, ingeniería genética y biotecnología, inmunología molecular y genética médica e histoterapia placentaria.

El bloqueo económico financiero y comercial sexagenario, que el gobierno de Estados Unidos impone a la isla, impacta negativamente también en las operaciones del LAH, pues en variadas ocasiones la tecnología cuesta el triple del valor original, lo que aumenta el costo de esta instalación.

Por otra parte, se complejiza la acreditación a la institución, que tiene frecuencia anual, y se realiza a través de exámenes que indican analizar sustancias con reactivos específicos; estos en muchas ocasiones son fabricados en el país norteño, y no se pueden utilizar otros.

Los exámenes antidoping a los atletas cubanos son gratuitos, y los ingresos por concepto de los realizados por solicitudes foráneas no cubren los costos de operación de la institución, pues el precio oscila entre los 150 y 200 USD, mientras que en otros países ascienden hasta a 400. Por esta razón la proyección futura es asimilar hasta 7 000 muestras.

LAH ha incrementado su nómina de clientes, y en el presente dan respuesta a las solicitudes de más de 10 países de Latinoamérica, entre ellos Perú, Panamá, Honduras, Chile, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala y Costa Rica siendo el de mayor volumen México, con cerca de tres mil pruebas. Además los test de las ligas profesionales de fútbol de Ecuador, México, Bolivia y Perú se evalúan aquí, al igual que las muestras enviadas por los comités olímpicos nacionales.

 En tiempos de COVID-19 el LAH cumple con rigor medidas higiénico-sanitarias, y los especialistas encargados de tomar, trasladar, envasar y enviar las muestras al mismo igualmente observan estas precauciones para evitar la contaminación con el SARS-CoV-2.

Como medida colateral se solicita información acerca del atleta para conocer si es positivo a la COVID-19, antes de realizar la prueba antidoping.

Texto: Redacción Bienvenidos