Ante el carácter inédito de la crisis internacional que ha provocado la pandemia de la COVID-19 y que impacta negativamente en todos los ámbitos de la vida en el planeta, expertos del universo turístico buscan soluciones en aras de salvar el sector.

La industria sin chimeneas es una de las más afectadas, a consecuencia del cierre total o parcial de las fronteras y de otras restricciones que impiden el desarrollo habitual de viajes, visitas y vacaciones.

Por otra parte, no hay muchas esperanzas de que las circunstancias varíen, teniendo en cuenta los rebrotes de la terrible enfermedad.

Tres claves para la necesaria renovación del sector turístico

Expertos afirman que la renovación es de vital importancia para la recuperación de la industria que será posible esencialmente, a través de la inteligencia turística, la aceleración de la transformación digital y la sostenibilidad.

Estas consideradas claves para el futuro, permitirán el rediseño y evolución del sector;   con el auxilio de sistemas de inteligencia turística y big data, las organizaciones podrán identificar las acciones más efectivas y   evaluar sistemáticamente el entorno, ya que dominarán las opiniones de los viajeros y sus intereses, con lo cual pueden concebir productos que den respuesta a las necesidades de los mismos.

La adopción de tecnologías inteligentes, como las transmisiones en vivo por internet a través de las redes sociales, son una eficaz vía para la promoción de los productos, servicios y ofertas turísticas, así como una manera de incrementar la comercialización en línea, con el valor añadido de la retroalimentación que significa esta comunicación interactiva.

La llamada tecnología de punta aporta además las oportunidades de aplicación de la realidad virtual y la inteligencia artificial, y a la vez, el uso de sensores, el internet de las cosas, la tecnología sin contacto o la biométrica.  

La tercera clave que los especialistas subrayan por su importancia para la renovación de la industria del ocio es la sostenibilidad.

En el caso de España, el Gobierno está perfilando una estrategia de turismo sostenible hasta el 2030, para impulsarlo desde las bases socioeconómica, medioambiental y territorial; a la par se está organizando una red de destinos turísticos inteligentes (DTI) que ofrecen al visitante servicios diferenciados, personalizados y competitivos.  

Simultáneamente el Estado español desarrolla el Plan para la Modernización y Competitividad del Sector Turístico, que contempla cinco ámbitos: la transformación del modelo turístico hacia la sostenibilidad; la modernización del ecosistema turístico; la apuesta por la digitalización; la estrategia de resiliencia turística para territorios extrapeninsulares, y las actuaciones especiales en el ámbito de la competitividad.

Por su parte, y en concordancia, el informe «Monitoring Sentiment for Domestic and Intra-European Travel», elaborado por la European Travel Commission (ETC) para valorar  las motivos de viaje de los turistas de diez naciones europeas, arroja que el 52 por ciento planea viajar en los próximos seis meses, lo que supone un aumento del 5 por ciento con respecto a información similar obtenida en noviembre  del pasado año, y precisa además, que  los rigurosos protocolos de bioseguridad instaurados en la mayoría de las destinos amplía  la confianza necesaria para viajar.

Texto: Redacción Bienvenidos