Millares de dosis de las vacunas propias Soberana 02 y Abdala se están fabricando actualmente en laboratorios cubanos con vistas a su aplicación en los Estudios Clínicos Fase III.

Soberana 02, creada por los científicos del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), es el candidato más avanzado y debe iniciar su tercera fase el primero de marzo, mientras que con CIGB-66 (Abdala), propuesta del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), la proyección es también, proveer de suficientes dosis de la molécula para dar continuidad a su próxima etapa del ensayo clínico con un número mayor de voluntarios para comprobar.

Los líderes del proyecto Abdala, han dado a conocer que este fármaco demostró de manera favorable en la fase I, su seguridad y reactogenicidad, y luego,   la fase II reiteró su seguridad, y probó la inmunogenicidad contra la COVID-19; en estos momentos se produce en los laboratorios Aica, del grupo empresarial BioCubaFarma.

Esta industria cuenta con suficiente capacidad instalada, y con una tecnología que permite elaborar más de 100 mil bulbos diarios, con volúmenes de llenado de 12 mil por hora.

Por otra parte, progresan los estudios de otros dos candidatos vacunales Soberana 01, desarrollado en el IFV, y CIGB-669 (Mambisa), del CIGB; esta última presenta la singularidad de ser la única que se aplicará por la vía nasal.

La comunidad científica cubana, según declaraciones de los directivos de ambos centros de investigación, trabaja con la perspectiva de ampliar las alternativas de inmunizadores contra la COVID-19, con el propósito de favorecer a personas de diferentes segmentos de edades.

Una vez aprobada por las instancias correspondientes la administración a la población de Soberana 02 y Abdala, comenzará en la isla la inmunización en grupo que podría concluirse en el presente año.

Texto: Redacción Bienvenidos