«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»
«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»
«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»
«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»
«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»
«Que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado»

Desde la aparición de los primeros casos de COVID-19 en Cuba, en el mes de marzo de 2020, las autoridades gubernamentales y sanitarias del país concibieron protocolos rigurosos de bioseguridad, para las diferentes fases de la crisis epidemiológica y para cada uno de los escenarios y contextos en los que se pudiera desarrollar.

En tiempos de pandemia, por supuesto, las personas incrementan la exigencia en lo referido a la seguridad higiénico sanitaria, por lo que, coincidiendo con lo indicado por las organizaciones mundiales de Salud y Turismo, los ministerios de Salud Pública y del Turismo en la mayor de las Antillas, han concebido la Certificación Turismo + Higiénico y Seguro (T+HS), con el propósito de preservar la salud y seguridad de turistas y trabajadores del sector.

Como parte de la estrategia para evitar la trasmisión de la enfermedad, se determinó que los viajeros residentes en el exterior cumplimentaran un aislamiento institucional de 5 noches y 6 días posteriores a su arribo a la isla; para esto se han destinado en todas las provincias hoteles que aseguran este tipo de estancia.

En La Habana, una de las instalaciones turísticas seleccionadas para esta especial atención a los viajeros es el NH Capri, perteneciente al grupo hotelero Gran Caribe, y ubicado en El Vedado, a unos pasos de La Rampa capitalina.

La Revista Bienvenidos visitó este prestigioso hotel y conversó con la doctora Zulema Bellma Pérez, médica titular del mismo, quien nos dio una exhaustiva explicación sobre la atención personalizada y los protocolos sanitarios que se despliegan allí, orientados y supervisados por la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A., perteneciente al Ministerio de Salud Pública.

Conocemos que NH Capri tiene la Certificación Turismo + Higiénico y Seguro (T+HS) que confieren los ministerios de Salud y Turismo de Cuba, pero, ¿cuáles son los parámetros a cumplir por parte de los hoteles que sean seleccionados para que los viajeros realicen aislamiento institucional?

Primeramente, deben garantizarse en la instalación los procesos de desinfección a aplicar en las áreas donde permanecerán los clientes; deben tener ubicados en cada entrada a espacios cerrados los pasos podálicos y las soluciones antisépticas para las manos, y todos los trabajadores deben dominar los protocolos de bioseguridad y en lo personal utilizar invariablemente los medios de protección.

¿Cómo es un día normal de trabajo del equipo médico del Capri?

El hotel cuenta con 4 equipos sanitarios que están conformados por un médico y una enfermera, los cuales trabajan 24 horas y descansan 72. El turno comienza a las 7 de la mañana en que nos dirigimos a la recepción y allí las carpeteras nos entregan un documento con el listado de clientes que entraron al hotel el día anterior, en el que aparecen todos los huéspedes que entraron al hotel el día anterior; entonces buscamos los viajeros que entraron por paquete de aislamiento que comprende 5 noches con 6 días, y que son la mayoría de los clientes actuales.

A estos viajeros se les practicó un PCR-TR al arribar al aeropuerto, y al cumplirse el quinto día de su estancia en el hotel, se les practica un segundo examen similar.

Nosotros reclamamos al Centro Provincial de Higiene y Epidemiología los resultados de estas pruebas en ambos casos; el resultado del primero siempre lo tenemos a las 24 o 48 horas, pero del segundo, hasta ahora, siempre ha llegado al sexto día, o sea al otro día, antes de las nueve de la mañana, con lo cual, el cliente, al cumplirse el tiempo de su reservación, ya conoce si es positivo o no al SARS-CoV-2.

Antes de abandonar el hotel, se les entrega un documento que creamos nosotros y que contiene el resultado del PCR, realizado en el aeropuerto y del que se le practicó aquí al quinto día, además el número de placa, el nombre del funcionario que le da el alta, la habitación y la fecha.

¿Es este un documento oficial?

No, no lo es, pero sí les sirve para presentarlo mientras estén en Cuba en cualquier lugar; con el mismo hacen constar que cumplimentaron el aislamiento institucional estipulado para los viajeros y que hasta la fecha del segundo examen no son positivos a COVID-19.

Si alguno de los huéspedes que están en este caso precisara de un documento oficial para presentarlo en el país al que se dirigen luego de culminar su estancia en la isla, ¿ustedes pueden dárselo?

No, se los entrega el  Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, pero es bueno aclarar, que a los turistas que cumplen el aislamiento en nuestras instalaciones, no les sirve el PCR del quinto día para presentarlo en los países a los que se dirigen, porque generalmente cuando salen del aislamiento todavía se quedan algunos días en nuestra isla, vacacionando o visitando a las familias, que es la mayoría, y por tanto ya pasan las 72 horas que se exigen en otros aeropuertos, pero el documento que les damos sí les sirve, por ejemplo, cuando se dirigen a otras provincias en las que se controla la entrada, como constancia de no estar contagiado.

Esto ocurre en los casos felices en que el resultado es negativo, pero ¿cuál es el protocolo de actuación cuando alguno de los PCR-TR da positivo a COVID-19?

Cuando un cliente de nosotros da positivo lo primero que hacemos es activar el protocolo de actuación; llamamos en primer lugar a Emergencia Nacional, la Central de Ambulancias para adelantar la solicitud de traslado y conocer por los especialistas de esta a qué hospital llevarán al cliente.

Luego le damos a conocer al paciente el resultado del examen y le hacemos una encuesta epidemiológica, donde confirmamos datos que ya tenemos por su reserva, pero en la que indagamos, por ejemplo, lugares donde permaneció antes de viajar a Cuba, las escalas que hizo, las estancias en aeropuertos, personas con las que tuvo contacto, si porta el seguro médico para COVID-19 y de qué agencia, y otros elementos que pueden ser de interés.

Por otra parte si la persona está con algún acompañante en la habitación, aislamos inmediatamente a este otro cliente en otra habitación.

Hecho esto, informamos a los puestos de mando municipal, al del policlínico Rampa que es el que atiende este hotel, al del municipio donde está enclavado el hospital hacia donde se trasladará al paciente, e igualmente a la Sucursal de Servicios Médicos Cubanos de La Habana.

Cuando ya ustedes han puesto al tanto a las autoridades de que se ha detectado un caso positivo, ¿cuál es el paso siguiente?

Bueno, en cuanto llega la ambulancia, una enfermera nuestra se traslada a la habitación para recoger al cliente al que le muestra la remisión para la institución clínica a la que se dirigirá.

La enfermera que acompaña al cliente hasta la ambulancia, se coloca una sobrebata y una vez que se ha marchado el huésped se quita esta sobrebata y la coloca en una bolsa que se guarda en un cesto destinado a este fin hasta que la recoge el personal del policlínico Rampa.

Para esta operación se utiliza un ascensor específico al que, terminada esta, un custodio desinfecta y luego se sube hasta la última planta, en la que permanece 72 horas sin dar servicio.

Al salir el cliente que ha resultado positivo, deja las ventanas de la habitación abierta y posteriormente entra un equipo de mantenimiento para realizar la fumigación y al terminar la cierra herméticamente y así permanece por un periodo de 72 horas que es el tiempo estipulado para este proceder de desinfección.

¿Cuántos casos de clientes en aislamiento han resultado positivos a la COVID-19 en este hotel?

Desde el 6 de febrero en que comenzamos a recibir en este hotel clientes para cumplimentar el periodo de aislamiento institucional, solo han resultado positivos a la COVID-19, diez personas.

¿De qué nacionalidades?

La mayoría cubano-americanos, un ciudadano turco que venía procedente de Panamá, dos suizos y un italiano.

Esta labor que ustedes realizan es difícil, a pesar de que el entorno está diseñado para el disfrute; ¿cuál es la satisfacción que reciben?

El trabajo es difícil pero estamos satisfechos porque tenemos bajo nuestro resguardo la salud y la tranquilidad tanto de clientes como de trabajadores, y trabajamos para que cada viajero que llegue a este lugar sienta que está cuidado por un servicio de médico y enfermera las 24 horas.

Además de eso nosotros tenemos la satisfacción de que cada vez que nos llega un resultado positivo, que no lo queremos por supuesto, pero cuando ocurre, garantizamos un protocolo de actuación lo más ágil posible para evacuar al cliente del hotel hacia una instalación médica, donde será, seguro, eficientemente atendido.

Textos y fotos: Bienvenidos