Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo
Combiomed y su hazaña de sensibilidad y humanismo

La COVID-19 se ha mantenido durante  más de un año como la principal amenaza a la vida y a la economía, en el mundo, obligando a encontrar alternativas de supervivencia esencialmente desde los entornos médicos y científicos.

Cuba, que en tiempos de no pandemia, sobrevive amenazada por un bloqueo impuesto por Estados Unidos,  conocido y condenado por la mayoría de las naciones del orbe, sufre por tanto doblemente las embestidas de la crisis que hoy devasta al planeta.

Su capital humano de la salud, la ciencia y la industria biofarmacéutica ha tenido que explotar al máximo todo su talento, creatividad y empeño para responder a los grandes desafíos que surgen día a día, y aportar a la prevención, investigación, diagnóstico, atención a pacientes y al aseguramiento de equipos médicos.

Un ejemplo de esta consagración son los ingenieros, técnicos, especialistas y trabajadores de Combiomed Tecnología Médica Digital, que contra viento y marea, escaseces y limitaciones financieras, en muy poco tiempo, han logrado concebir, innovar y crear equipos de novedosa tecnología que están dando respuesta en los hospitales del país a las perentorias necesidades de tratamientos de los enfermos de la COVID-19, en las salas de terapia intermedia e intensiva.


La historia de Combiomed

Combiomed fue creada en 1969 con el nombre de Centro de Investigaciones Digitales (CID), subordinado a la Universidad de La Habana.

El   18 de abril de 1970, esta institución, bajo el nombre, Instituto Central de Investigación Digital (ICID),   presentó   la primera computadora cubana digital, como CID 201, lo que constituyó una enorme proeza a solo 11 años de triunfar la Revolución.

En la década siguiente, reorientó su actividad fundamental al diseño, desarrollo, producción y comercialización de equipos médicos; en 1995 se creó Combiomed como marca comercial y empresa comercializadora del ICID; en 2012 entraron estas dos entidades a formar parte del grupo empresarial Biocubafarma, luego de la fusión de ambas, y desde diciembre de 2018, se nombra COMBIOMED Tecnología Médica Digital.

Misiones y propósitos de Combiomed

La misión de esta empresa comprende la investigación, desarrollo, producción, comercialización y prestación de servicio técnico a equipos electrónicos, y de automatización para la medicina; es una entidad de ciclo cerrado que abarca todas las etapas, desde la concepción del producto hasta la asistencia técnica durante su explotación.

Las cinco líneas fundamentales de desarrollo de la institución son: monitorización de pacientes y soportes de vida; diagnóstico y rehabilitación cardiovascular; la estimulación eléctrica en la rehabilitación; tecnología médica para el diagnóstico de enfermedades respiratorias crónicas, y soluciones para la atención primaria de salud, de estas, la de mayor aplicación durante esta etapa de pandemia ha sido la de monitorización de pacientes y soportes de vida.

Combiomed en tiempos de COVID-19

Combiomed dispone de una cartera de más de 42 producciones que aportan soberanía y ahorro al país; de suma importancia resulta, en estos tiempos de COVID-19, patología que afecta directamente   las vías respiratorias, su labor de recuperación de casi un centenar de ventiladores pulmonares, y la creación de un ventilador de altas prestaciones, de conjunto con expertos pertenecientes a la Industria Electrónica (Gelect) del MINDUS, el Centro Nacional de Electromedicina (MINSAP), CID5 (Unión de Industrias Militares) y el Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO).

Este es un proyecto innovador que está aún en fase de prototipo y debe introducirse en el segundo semestre del presente año, luego de realizada la evaluación por parte del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED).

Este equipo cuenta con todos los modos estándar de ventilación, con una zona inspiratoria y otra espiratoria, display táctil y va acoplado a un carro de trasportación.

Otros productos imprescindibles para el tratamiento a la pandemia, también fabricados por Combiomed, son los kit de atención primaria de salud, donde se combinan varios equipos para la pesquisa y el diagnóstico de pacientes sospechosos, y un monitor de cuarta generación que es un equipo que está interconectado y muy vinculado   al ventilador en las salas de terapia intensiva.

Resalta el proyecto de los PCR en tiempo real, que ya se encuentra en la fase final de desarrollo con el propósito de sustituir completamente la importación de estos exámenes por su alto costo en el mercado internacional que está en el orden de los 40 a 50 USD por unidad.

Combiomed y su equipo de Servicios Técnicos, aseguran la reparación de los equipos que se encuentran instalados en todos los hospitales del país, fundamentalmente aquellos donde son atendidos los pacientes positivos a la COVID-19.

No caben dudas de que esta institución perteneciente al Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma), ha realizado una hazaña productiva que tiene un componente especial de sensibilidad y humanismo, en estos tiempos de lucha contra un adversario potente y muy letal.

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos