Ya comenzaron a administrarse las segundas dosis de los candidatos vacunales cubanos Soberana 02 y Abdala, como parte de la Fase III de los ensayos clínicos de estos pioneros en el empeño de la mayor de las Antillas por lograr la autonomía en la inmunización de la población.

Soberana 02 y Abdala, desarrollados por equipos de expertos  del Instituto Finlay de Vacunas, y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, respectivamente, están transitando con éxito por esta Fase III, cuyo propósito es evaluar la eficacia de estos inmunógenos, y continúan ratificando la protección que brindan frente a la COVID-19, así como su seguridad e inmunogenicidad que provoca ante el coronavirus SARS CoV-2; igualmente se ha comprobado que ambos fármacos no provocan reacciones postvacunales adversas graves.

Los esquemas de vacunación de Soberana 02 y de Abdala continúan siendo controlados, con placebos y a doble ciegas, ambos en tres dosis; el primer prototipo se aplica a los días cero, 28 y 56, y el segundo a los cero, 14 y 28.

Recientemente se dio a conocer por autoridades del Ministerio de Salud Pública, en la isla, que es probable, teniendo en cuenta los resultados arrojados por los estudios de ambos candidatos, que el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), emita un permiso de uso de emergencia, atendiendo a la compleja situación epidemiológica, o un registro de cualquiera de los aprobados para estos casos, que permita el inicio del proceso de la introducción de la vacuna y la extensión a escala poblacional.

Este proceso se podría emprender en el mes de junio, con la administración del inmunógeno, primero, a los grupos de mayor riesgo, incluidos los mayores de 60 años y los trabajadores de la Salud.

De cumplirse los pronósticos, a finales de agosto, se ratifica que deben estar vacunados cerca de seis millones de cubanos, con lo cual se avanzaría hacia la inmunización total del país al cierre del presente año.

Texto: Redacción Bienvenidos