Gilberto Santa Rosa: “Cuba ha sido un momento muy especial”
Gilberto Santa Rosa: “Cuba ha sido un momento muy especial”
Gilberto Santa Rosa: “Cuba ha sido un momento muy especial”
Gilberto Santa Rosa: “Cuba ha sido un momento muy especial”

Hemos vuelto al Festival Varadero Josone Jazz & Son, donde Gilberto Santa Rosa tuvo su primer encuentro con el público cubano, dialogamos con él en la Casa de la Música del Centro Cultural ubicado en la esquina de 31 y 2, en la capital.

Gilberto Santa Rosa

Es su primera vez en Cuba, como anuncian los medios, y disfrutamos muchísimo de su concierto en Varadero, desde allá estamos siguiéndole la pista acá en Cuba. Cuénteme cómo fue ese primer intercambio con el público cubano y con todos los músicos que lo acompañaron esa noche.

Yo tenía una gran preocupación, porque a mí me dieron tanto cariño desde que subí a ese avión, en la calle, en el hotel y en todas partes, que yo tenía miedo de no cumplir las expectativas del público. Afortunadamente, por la energía que me dieron, pienso que sí lo hicimos, y fue mágico porque a mí me emociona ver a la gente emocionarse. Vi cómo la gente vibraba con lo que cantábamos y le he dicho a todo el mundo que me sorprendió lo romántico que son, a pesar de lo rumbero que son los cubanos, me pedían boleros.

Entre el público estaba Tony Ávila, que es un gran cantautor, del cual yo he hecho varias versiones y tuvimos un intercambio bien sabroso de improvisaciones. Después con Roberton, el de los Van Van, que es hermano mío hace muchos años, todo fluyó con esa naturalidad –yo me puedo equivocar–, pero creo que en este género es donde único sucede.

Nos encontramos en lugares, escenarios, nos montamos unos con otros, sin mucho protocolo y descargamos, como decimos nosotros en el argot nuestro, así que todo eso sirvió de marco para una tremenda noche y siendo isleños nos entendemos el lenguaje, nos entendemos el calor y la costa y todo. Así que fueron dos noches mágicas.

Lo que sucedió  en La Habana fue maravilloso, por el repertorio, por la cantidad de público que llegó hasta el malecón, por todas las canciones que tarareaban todos, sin importar generaciones.

Sí, fue algo especial, los compañeros, Isaac –que sabes que fue el arquitecto de todo esto– me decían, tu verás… cuando tu llegues a La Habana, tu verás, y yo nunca me hice mucha ilusión porque no quería crearme muchas expectativas, pero sobrepasaron todas las que yo tenía. Fue bello eso, al punto que todavía esta mañana la gente me hablaba del concierto, me los encontraba en la calle y me trasmitían una vibra especial.

Quiero que me comente qué tiene el Caballero de la Salsa, que a pesar de la explosión de ritmos alternativos que están acaparando la atención de los medios y el público, su música sigue ahí en un puntal muy alto y por mucho tiempo.

Yo no te podría decir por qué, pero sí te puedo decir que yo he sido leal a lo que yo hago, comprometido con mi propuesta, tratando de innovar dentro de mis recursos y mis posibilidades. He hecho colaboraciones con muchos artistas de otros géneros, pero siempre como eso, como una colaboración, nunca buscando carrera, ni buscando cambiarme de género, ni buscando la moda. También respeto a la gente que tiene su momento, los géneros populares crecen y el mayor reto es revolucionar, y nosotros lo hemos hecho hasta cierto punto. Llegó el momento de afianzarse y amarrarse a lo que uno crea, a la música que uno puede hacer bien, que uno pueda conectar y todo el mundo tiene una manera de conectar, por eso es que yo creo que el público todavía sigue lo que yo hago y se conecta conmigo, porque encuentran a Gilberto Santa Rosa. Mi propuesta es muy simple, pero muy auténtica.

¿Detrás de Cuba qué viene, qué proyecto inmediato?

Desde septiembre pasado estamos en esta gira que se llama “40 y contando” y en noviembre vamos a cerrarla oficialmente para darle paso a otro proyecto para el año 2019. He hecho una serie de grabaciones, que voy a empezar a sacar ahora. Tú sabes que ahora, con este asunto del formato digital, todo ha cambiado, y estoy en pleno aprendizaje.

Han transcurrido cuarenta años de vida artística en los que, sin quitarle méritos a ningún lugar, verdad que Cuba ha sido un momento muy especial, es bien difícil de expresarlo porque como les decía allí, he rebuscado y rebuscado palabras, pero “gracias” es la única que hay.

–Gracias a usted.

Por: Dianik Flores Martínez