Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha
Camagüey, un laberinto de vetustas plazas y callejuelas… la invitación está hecha

Bella y totalmente remozada, como si el tiempo se hubiera detenido, la ciudad de Camagüey, cuarta villa fundada por el Adelantado Don Diego Velázquez, el 2 de febrero de 1514 y bajo el nombre de Santa María del Puerto del Príncipe, conmemora este 2019 sus 505 años.

Conocida como la Ciudad de los Tinajones, ya que esas vasijas de cerámica encarnan su más popular código, la principal oferta turística de Camagüey, depositaria de un ancestral acervo cultural y de marcados rasgos medievales, se basa en sus valores culturales y patrimoniales.

Atesora el mayor centro histórico de Cuba y uno de los más conservados, declarado Patrimonio de la Humanidad, en 2008, por reconocérsele valores excepcionales: singular entramado de sinuosas y antiquísimas callejuelas que desembocan en plazas y parques, y armonía de diversos estilos arquitectónicos.

En el andar por la legendaria Camagüey, tanto de día como de noche, el visitante puede adentrarse en una vasta y auténtica cultura local, fuertemente enraizada entre los pobladores: refinadas presentaciones musicales y trovadorescas, de libre entrada, en diversos espacios; emblemáticas estatuas de la artista Martha Jiménez, en la Plaza del Carmen, devenida galería a cielo abierto; profusión de edificaciones religiosas y museos que exhiben obras maestras del arte funerario de los siglos XVII al XIX.

Cuna de destacados exponentes de la cultura, es sede del mundialmente famoso Ballet de Camagüey, segunda compañía de ballet clásico del país, y de festivales y eventos de diversas manifestaciones que revelan el talento artístico local, a los que pueden acceder los turistas libremente.

Se recomienda visitar: las casas Natal de Ignacio Agramonte y de la Trova, las galerías de Artes Plásticas y Colonial, el Parque Ignacio Agramonte, las iglesias de la Merced y Nuestra Señora del Carmen, las plazas de los Trabajadores, del Carmen y de San Juan de Dios.

A quienes deseen incursionar por la red comercial y gastronómica, se les recomienda caminar por las calles Maceo e Independencia, arterias principales, y se toparán tiendas, bares, centros nocturnos, restaurantes, “paladares” (restaurantes privados), cafeterías y muchos otros establecimientos para el ocio y entretenimiento.

Camagüey, como destino turístico, brinda a su vez la posibilidad de alternar su oferta cultural y patrimonial con la modalidad del turismo de eventos, para el que se vale, fundamentalmente, del Centro de Convenciones Santa Cecilia, localizado en una icónica edificación ecléctica, muy cercana a hoteles, restaurantes y otras facilidades que complementan la estancia de los asistentes a los eventos.

En esta urbe predominan hoteles pequeños, íntimos y pintorescos, mayormente en edificios de la primera mitad del siglo XX, representativos de la casa camagüeyana tradicional, enclavados en pleno Centro Histórico: Meliá gestiona el Gran Hotel y el Colón Hotel, y próximamente asumirá el INNSIDE Camagüey (actual Hotel Camagüey); Cubanacan pone a disposición los elegantes Hoteles E Camino de Hierro, El Colonial, Santa María, La Avellaneda, El Marqués y La Sevillana; e Islazul, otros hospedajes más económicos, como Isla de Cuba, Plaza y Puerto Príncipe.

Muchas agencias de viajes y turoperadores que comercializan el destino Camagüey ofertan el paquete turístico que combina la estancia en la ciudad con extensiones al balneario de Santa Lucía, ubicado en la costa norte, a 110 km, que ofrece un interesante producto de playa, buceo y náutica. Este polo posee tres hoteles de Cubanacan y uno de la cadena española Roc Hotels, que operan predominantemente como todo incluido; a más de tres hospedajes más económicos, de Islazul.

Por hallarse en el trayecto de la Carretera Central, Camagüey se encuentra en las rutas de todas las líneas de autobuses, y posee aeropuerto internacional. No hay excusas para no hacer un alto en el camino.

Por: Josefina Pichardo