El Festival Internacional Varadero Josone Rumba, Jazz & Son es una muestra fehaciente de las bondades de Cuba para el consumo cultural desde uno de los polos turísticos más importantes del país. Mostrar al visitante las riquezas musicales de la nación además de rescatar la tradición de este evento, ha sido una de las premisas del Festival.

Durante las jornadas de celebración nocturna en la segunda mejor playa del mundo, el viceministro de cultura Fernando León Jacomino, accedió a conversar con la Revista Bienvenidos; justamente para contarnos los vínculos existentes entre turismo y cultura por parte de las autoridades de ambos ministerios.

“Gracias a las tradiciones artístico-literarias o de identidad por el pueblo cubano, casi el 80% de los viajeros que llegan a Cuba lo hacen por intereses culturales. En ese sentido, el país cuenta con un reservorio infinito para regalar a quienes nos visitan.

En el caso de la música, destacan una inmensa cantidad de ritmos: jazz, son, bolero, rumba, la timba, el son. De manera que, probablemente, seamos una de las naciones que más riquezas culturales atesore en el mundo. Por eso, estamos enfocados en fortalecer las relaciones cultura-turismo, y así, poder mostrar propuestas sólidas de estas acciones a los visitantes extranjeros y nacionales.

Indiscutiblemente, este evento demuestra todo lo que se puede hacer en ese sentido. Con el precedente del año 2018, esta segunda edición está superando todas las expectativas y metas trazadas. Además, estoy seguro que con la experiencia adquirida, para el 2020 la propuesta del Festival será un escándalo; por lo que llegará el momento en que tendremos que pensar en otro espacio con mayor infraestructura para Varadero Josone.

Debo reconocer el esfuerzo fabuloso que ha hecho la EGREM en coordinación con los Ministerios de Cultura y de Turismo, además de otras instituciones como Palmares para satisfacer los gustos y necesidades de todos los participantes. Quienes han expuesto un alto grado de satisfacción por todas las ofertas alternativas que están teniendo al alcance de sus manos.

Sabemos la capacidad cultural del pueblo y de los artistas cubanos para hacer estallar cualquier espacio o evento. Por eso, estamos en un momento de conciliación y búsqueda de lo que nos une, aprovechando ese potencial de circulación turística que tenemos.

Para articular acciones como esta, realizaremos del 31 de octubre al 3 de noviembre próximo un Festival de Música en la capital que se llamará Habana Más. Igualmente, mantenemos certámenes habituales en la programación cultural de la Isla como son el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el de Ballet, de Jazz, del Habano; entre otros tantos escenarios que se visten de gala durante todo el año para seguir enseñando al mundo todos nuestros tesoros patrimoniales.

Importante será en el mes de Abril un intercambio cultural Cuba-USA, porque el día que el pueblo de los Estados Unidos se dé cuenta de lo que se pierden con las prohibiciones del Bloqueo; ellos mismo pedirán que los dejen disfrutar de la riqueza, alegría y seguridad que Cuba ofrece.

Tenemos que aprender a vender también la idiosincrasia del cubano, la humildad, la hermandad, la solidaridad; y en ese apartado estamos enfocados hace ya algún tiempo… Cuba es, sin dudas, un modelo a seguir por muchos pueblos del mundo por sus tradiciones culturales.”

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos