Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido
Desde Cuba, pasajeros del crucero MS Braemar parten a salvo hacia Reino Unido

Pasajeros y tripulantes del crucero británico MS Braemar desembarcaron en puerto de Cuba en horas tempranas de este miércoles para ser transportados luego hacia el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, donde tomarían vuelo hacia Reino Unido.

Tal y como previeron a inicios de semana las autoridades de ambos países, la embarcación atracó en horas de la mañana en el puerto del Mariel, al oeste de la capital, aunque no sería hasta el mediodía que descenderían por las escaleras del crucero hasta los autobuses que los trasladarían al aeropuerto.

El MS Braemar, que entró a aguas territoriales cubanas en la mañana del martes, traía a bordo 682 pasajeros y 381 tripulantes, entre ellos cinco casos positivos a la COVID-19, y varias personas en cuarentena por síntomas de gripe.

Una imagen que se ha hecho viral en las redes sociales ha sido un cartel donde se leía: “Te quiero Cuba”, sostenido desde cubierta por pasajeros en agradecimiento a la isla caribeña.

Facebook y Twitter también se llenaron de mensajes colocados por los cruceristas en gratitud: “Gracias una vez más a la gente de #Cuba por su generosidad y humanidad. Con la esperanza de volver aquí algún día cuando todos nos hayamos olvidado de la #Covid19”.

A la terminal del Mariel también acudió el embajador de Reino Unido en Cuba, Antony Stokes, quien expresó también su agradecimiento al gobierno cubano por aceptar realizar esta operación”.

Como aseguraba este lunes una declaración oficial de la Cancillería, el atraque en el puerto cubano ocurrió cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas por la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Salud Pública de la isla, que contó con los recursos materiales, humanos y tecnológicos para la evacuación rápida del crucero, donde centenares de personas corrían riesgo de contagio con la COVID-2019.

Ramón Armando Castillo, director de la empresa Prácticos de Puertos de Cuba, subrayó que se cumplieron todos los protocolos de seguridad, y que en la operación participaron especialistas con gran experiencia en las tres modalidades del transporte: marítima, automotor y aérea.

El desembarco en suelo cubano sucedió luego de que funcionarios británicos protagonizaran un intenso esfuerzo diplomático para encontrar un país dispuesto a recibir el MS Braemar, perteneciente a la compañía Fred Olsen Cruise Lines, y que llegó el sábado a Bahamas, donde le negaron el atraque.

Al conocer la decisión de Cuba, el secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, manifestó el agradecimiento del país europeo con al gobierno “por permitir rápidamente esta operación y por su estrecha cooperación para garantizar su éxito”.

Ya fue en horas de la tarde de este 18 de marzo cuando llegaron los ómnibus que trasladaban a los viajeros hasta el Aeropuerto Internacional José Martí, donde abordaron las aeronaves que los regresarían al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Fueron cuatro los aviones dispuestos por la British Airways: tres Boeing 777 y un Airbus 340 (el último un avión hospital), que volaron directamente a Londres. El traslado y abordaje se desarrolló cumpliendo estrictos protocolos de seguridad.

Muchos de los pasajeros, antes de ingresar definitivamente a los aviones, voltearon para decir adiós a la Isla que les dio no solo puerto seguro, sino la posibilidad de regresar a salvo a casa.