Algunos profesionales del sector turístico en Europa está apostando por los paquetes turísticos para el verano 2020 que se vaticina estará marcado por la búsqueda de la seguridad por parte de los viajeros a partir de las experiencias de la COVID-19.

Una forma segura de atraer a los clientes es ofrecerles garantías de seguridad sanitaria lo que se traduce en tranquilidad a la que también tributa la flexibilización en el caso de los cambios de fechas o cancelaciones de las reservas.

Los turoperadores adoptarán rigurosos protocolos que armonizarán con los propios de las instalaciones hoteleras con las que trabajen, como una forma de garantizar a los turistas que no deben preocuparse por las condiciones de higiene, desinfección y protección durante toda la extensión de su viaje.

Por otra parte, los paquetes turísticos significarán una ventaja para los destinos pues facilitan mucho más el tratamiento, control, atención y aplicación de medidas higiénico sanitarias, que al operar con turistas libres.

En fin, que es una vía que debe beneficiar a touroperadores, instalaciones y turistas, pues todos tienen una primera común intención preservar la salud propia y la de su entorno.