La compañía Marriott International recibió una notificación del gobierno de Donald Trump en la que niega la renovación de su licencia para operar en el sector turístico cubano por lo que está obligada a retirarse del país antes del venidero 31 de agosto.

Marriott es la única empresa turística estadounidense que opera en este sector en la isla, en virtud de una licencia emitida en el año 2016 durante el mandato el presidente Barack Obama.

Marriot, que operaba el hotel Four Points Sheraton, en La Habana , fue informada además por la actual administración de la Unión y su Departamento del Tesoro, que no se le permitirá abrir otros instalaciones hoteleras en la isla caribeña.

Four Points Sheraton, antes llamado Quinta Avenida, comenzó a ser administrado por la cadena, también estadounidense, Starwood la cual pasó luego a ser parte de la empresa Marriott.

Esta medida forma parte de la escalada de reforzamiento del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por la Casa Blanca a la isla desde hace más de 60 años, y afecta asimismo a otras siete empresas turísticas, lo cual demuestra una vez más, las intenciones del gobierno de Donald Trump de ahogar económicamente a la mayor de las Antillas.