Acaba de fallecer en La Habana, el doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, amante fervoroso de la cultura , el patrimonio y la historia de su Cuba, a los que consagró toda su vida.

No es necesario ofrecer, como es usual en estos casos muchos datos biográficos, Eusebio Leal, figura internacionalmente respetada es sin dudas un símbolo de Cuba y ha sido reconocido mundialmente con los más altos galardones que se confieren en muchas naciones del orbe atendiendo a su monumental obra de de rehabilitación del Centro Histórico de La Habana.

Ni un minuto dejó de batallar por reconstruir, fundar, recordar, embellecer esta ciudad que tanto le debe, ningún homenaje es suficiente para su inmenso legado al presente y al futuro.

Fue un ejemplo sin comparación de defensa a ultranza a la memoria de la nación, un patriota confeso y leal como su apellido.

Su labor motivó profundamente a los conservadores de otras ciudades en la isla, los que siguieron sus pasos y trabajan incansablemente hoy por la restauración de los sitios patrimoniales en sus territorios.

La isla de Cuba entera está de duelo, no por decretos oficiales, sino por decretos del alma de cada uno de los ciudadanos a los que llegó con su potente verbo y su robusto quehacer.

De conformidad con su familia, sus cenizas serán conservadas para que, una vez controlada la pandemia de la COVID-19, y como justo reconocimiento a su imperecedera obra, el pueblo cubano pueda tributarle un merecido homenaje en el Capitolio de La Habana, emblemática instalación que el restauró en favor de la nación.

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos