Turismo de Naturaleza

Por primera vez desde que se instaurara en el año 1980, la celebración del Día Mundial del Turismo tendrá lugar en medio de la terrible pandemia de la COVID-19 y su lema será «Turismo y Desarrollo Rural».

También de manera inédita, el festejo no estará auspiciado por un único Estado Miembro de la Organización Mundial del Turismo, (OMT) sino por las naciones del bloque de Mercosur, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con Chile como observador, que serán los anfitriones conjuntos.

La mayor de las Antillas se une, como en cada edición, a este festejo, incrementando las previsiones en materia de salud a través de los rigurosos protocolos sanitarios que están activos en cada instalación hotelera del país con el fin de garantizar la integridad física y bienestar de sus clientes en aquellos sitios de alojamiento que están dando servicios al turismo internacional.

Destinos turísticos cubanos de alta demanda por parte de los mercados foráneos con intereses en la modalidad rural como el Valle de Viñales, en el occidente del país; Trinidad, en el centro, y la Sierra Maestra, en el oriente, han realizado arduas labores de reacondicionamiento de sus instalaciones para cumplir con las medidas aprobadas para evitar la trasmisión de la enfermedad, y se encuentran preparados para acoger a los futuros huéspedes cuando cesen las restricciones por la crisis sanitaria actual.

En momentos en que el mundo reconoce y confía en que la industria sin chimeneas pueda en un futuro cercano contribuir en gran medida a la recuperación económica, el Día Mundial del Turismo ponderará este año la capacidad del sector turístico para construir alternativas fuera de las grandes urbes y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del planeta.

Las comunidades de las zonas rurales se encuentran de modo general, menos preparadas para contrarrestar el gran golpe que significa una crisis como la que asola al mundo, tanto a corto y como a largo plazo,  a causa del envejecimiento de os habitantes de la localidad, los bajos niveles de ingresos y la brecha digital existente, por lo que una estrategia turística inteligente que tenga como objetivo esencial el desarrollo sostenible, puede contribuir a mejorar la calidad de vida de la población rural.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, aseveró en su comunicado a propósito del festejo:

 «En todo el mundo, el turismo empodera a las comunidades, ofreciendo empleo y oportunidades, sobre todo para las mujeres y los jóvenes. El turismo permite igualmente a las comunidades rurales celebrar su excepcional patrimonio cultural y sus tradiciones, y es un sector vital para salvaguardar los hábitats y las especies en peligro. Este Día Mundial del Turismo es una ocasión para reconocer el papel que el turismo desempeña fuera de las grandes ciudades y su capacidad de construir un futuro mejor para todos».

La decisión de que un comité conjunto de países auspicie la celebración de la importante fecha, es un símbolo de lo que exigen estos tiempos pues solo en alianza podrán las naciones del mundo revertir el gran perjuicio que ha originado la pandemia de la COVID-19.

La Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo, decidió instituir el Día Mundial del Turismo el 27 de septiembre por coincidir con la fecha de aniversario de la aprobación de los Estatutos de este organismo especializado de las Naciones Unidas.

Esta fecha tiene como finalidad profundizar en la sensibilización de la comunidad internacional respecto a la importancia del turismo y su valor social, cultural, político y económico, y constituye a la par, una oportunidad única para visualizar los avances de la comunidad turística internacional en el impulso al desarrollo sostenible.

Texto: Redacción Bienvenidos