El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba acaba de ratificar que se mantendrá para los ciudadanos cubanos la prórroga automática y sin costos de la permanencia de estancia en el exterior al término de su vencimiento a los 24 meses.

Lo anterior fue dado a conocer en conferencia de prensa por Ernesto Soberón Guzmán, director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior de dicho ministerio, quien explicó además que esta decisión de aplazamiento está motivada entre otros temas, por la imposibilidad de realizar vuelos comerciales que aún persiste en la terminal aérea habanera José Martí.

«Esto, unido al rebrote de la pandemia en distintos países, significa que por el momento no existirá normalidad en términos de los vuelos regulares y, por tanto, habrá compatriotas que podrán regresar de inmediato y otros que, por razones ajenas a su voluntad, no podrán hacerlo», aseguró el diplomático cubano.

Comentó que se tuvo en cuenta además para esta disposición opiniones recibidas de diferentes asociaciones de cubanos residentes en el exterior, así como las consideraciones personales de otros que se encuentran en diferentes países y no han tenido la posibilidad de retornar a la isla.

En su intervención en el encuentro con la prensa, Soberón Guzmán insistió  en que esta situación se mantendrá vigente hasta tanto exista normalidad en términos de vuelos regulares, «lo cual, insisto, no solo depende de la apertura de las operaciones aéreas en el Aeropuerto José Martí, sino también de la situación epidemiológica en los países donde se encuentran nuestros nacionales y la disponibilidad de vuelos desde estos orígenes, que es lo que, en última instancia, permitirá el regreso a Cuba de los ciudadanos cubanos».

Destacó más adelante que durante la crisis sanitaria que azota al mundo, los consulados y oficinas consulares cubanas han desarrollado disímiles acciones en función de la atención a la comunidad cubana residente en el exterior; entre otras gestiones, informó que se incentivó y facilitó la realización de trámites consulares a distancia, para evitar el traslado de las personas y, de esta manera, reducir el riesgo de contagio.

« Se atendió de manera priorizada los casos de ciudadanos cubanos que resultaron contagiados con la COVID-19 y se ha brindado el apoyo necesario a los familiares y amigos de los ciudadanos cubanos que, lamentablemente, han fallecido en el exterior a causa de esta enfermedad”, precisó.

Añadió que asimismo se brindó asistencia consular a los tripulantes cubanos enrolados en más de 12 cruceros y más de 20 buques mercantes, que quedaron varados en puertos de diferentes países.

De gran importancia resultaron las negociaciones con aerolíneas y autoridades de distintos países, con el objetivo de coordinar la realización de vuelos chárter a Cuba, en virtud de las cuales y a partir del 21 de marzo a la fecha, se realizaron 94 vuelos chárter, en los que regresaron más de 5 mil 700 cubanos varados en 56 países; igualmente se retornaron a sus países de origen extranjeros que se encontraban en Cuba.

En cuanto a los miles de cubanos que regresaron a la isla informó:

«A su llegada a Cuba, todas estas personas recibieron la atención epidemiológica requerida, cuyo objetivo fundamental, como se ha reiterado por la máxima dirección de nuestro país es garantizar la vida y la salud de nuestros nacionales. Esta atención incluyó, entre otros aspectos, el traslado a sus provincias de residencia, el alojamiento en centros de aislamiento por varios días donde tenían garantizada la atención médica, alimentación y demás necesidades; la realización de PCR y, en los casos que resultó necesario, su traslado a centros de salud para recibir el tratamiento requerido, todo ello sin costo alguno».

Los beneficios de las nuevas tecnologías de las comunicaciones también han favorecido a los cubanos residentes en el exterior, ya que se han desarrollado encuentros virtuales y otras acciones para mantener la relación con los mismos y hacerles llegar la información, pues, según palabras del funcionario del MINREX «el principal objetivo de esta política continúa siendo el fortalecimiento de los vínculos con los cubanos residentes en el exterior», para lo cual, dijo, se ha actualizado de manera periódica la política migratoria del país con medidas dirigidas a facilitar los vínculos entre los cubanos, los que residen en la isla y los que lo hacen en el extranjero.

Señaló seguidamente que las medidas adoptadas en este contexto por la Casa Blanca, por el contrario, están «dirigidas a asfixiarnos económicamente y a obstaculizar los vínculos entre las familias cubanas», como la suspensión de los servicios consulares en La Habana, que obliga a los cubanos que deseen visitar Estados Unidos a viajar a un tercer país para solicitar la visa.

A la par, la administración de Donald Trump sostiene la prohibición de los vuelos regulares y chárter a aeropuertos internacionales, excepto el de La Habana.

Texto: Redacción Bienvenidos