Recientemente tuvo lugar la sexta reunión del Comité Mundial de Crisis para el Turismo, de la Organización Mundial del Turismo (OMT), cuya conclusión esencial fue que la única forma de avanzar en la recuperación sostenible del sector es «trabajando juntos».

Por otra parte, quedó ratificado en el cónclave que la implantación de protocolos de viaje coherentes y armonizados; la aplicación de precauciones de seguridad fortificadas y la garantía y protección de los empleos y medios de vida, son elementos indispensables para la reanudación del turismo.

Uno de los acuerdos del encuentro fue la constitución de un nuevo Comité de la OMT sobre Protocolos Comunes de Seguridad con el propósito de acrecentar en las personas la confianza en los viajes internacionales; igualmente se decretó el diseño de planes estables para mejorar la protección de los clientes y de medidas de resguardo de los puestos de trabajo.

Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT subrayó que el sustento económico de millones de personas está en juego, y que la inacción no es una opción; de igual modo abogó por la recuperación rápida y sostenible del turismo que consideró esencial en los tiempos que corren.

«Es necesaria una coordinación fuerte para acelerar el levantamiento de las restricciones a los viajes de manera segura, para así aumentar la inversión en sistemas que apoyen los viajes seguros, incluidos los ensayos a la salida, y para sostener y apoyar las empresas y los empleos. Si no abordamos estas tres prioridades, no podremos reiniciar el turismo y, por lo tanto, no podremos salvar millones de puestos de trabajo», advirtió el titular de la OMT.

En este encuentro del Comité participaron importantes personalidades de todas las latitudes y especialmente los ministros de turismo de varias naciones y directivos de importantes aerolíneas, aeropuertos y organizaciones internacionales y agencias de las Naciones Unidas y empresas privadas del turismo.

Los participantes presentaron diversos proyectos innovadores para el fomento de la confianza de los consumidores, como, por ejemplo, los protocolos de viaje comunes; los planes para un sistema completo de pruebas antes de iniciar el viaje y eliminar la necesidad de la cuarentena al arribo a destino, y medidas proactivas emprendidas para que el turismo de cruceros y los viajes aéreos sean seguros tanto para los pasajeros como para los trabajadores.

Los líderes de la OMT recalcaron en el intercambio que las políticas de recuperación deben estar centradas en las personas, por lo que anunciaron planes para un nuevo Código Internacional para la Protección de los Turistas, que constituirá el primer instrumento legal para la defensa de los derechos de los turistas como consumidores, para lo cual se deberán  armonizar las normas mínimas en los distintos países y asegurar la distribución justa de la responsabilidad de los turistas afectados por la pandemia entre los interesados de todo el sector.

El Comité Mundial de Crisis para el turismo de la OMT desde su surgimiento ha constituido una plataforma en la cual los gobiernos, empresas y organismos internacionales expresan sus preocupaciones e intercambian ideas, en esta ocasión acerca de la reanudación sostenible del turismo.  

Texto: Redacción Bienvenidos