La cadena Meliá Hotels acaba de presentar un programa de viajes de incentivo en el que propone a los clientes decidir las características de su viaje individual vinculado al programa de fidelidad MeliáRewards.

Esta novedosa oferta, desarrollada atendiendo a Stay Safe With Meliá, programa creado por Meliá Hotels International para reforzar la seguridad de sus servicios e instalaciones y certificado por Bureau Veritas, responde a la necesidad imperiosa de lograr vías para reanimar los viajes de incentivo que en 2019 representaron el 10 por ciento de la facturación MICE (reuniones, incentivos, conferencias y eventos), pero que a causa de la crisis epidemiológica internacional se ha visto gravemente afectado.

«Ofrecer viajes de incentivo individualizados es la mejor opción en épocas en las que viajar en grupo puede estar sujeto a ciertas limitaciones. Por ello, observamos una clara tendencia a que las empresas incluyan estancias en hoteles en la cesta de Navidad para sus empleados o colaboradores, siendo un incentivo muy flexible para la época actual», ha confirmado José Miguel Moreno, Director de Meliá Hotels International.

 Esta iniciativa de la compañía hotelera líder en España, se separa de las vías tradicionales del turismo de incentivo abriéndose a nuevas experiencias que permiten al viajero una mayor libertad de decisión, pues Meliá le obsequia una estancia a sus clientes, empleados o colaboradores, los cuales podrán seleccionar el momento, el destino, el tipo de hotel y la duración de su viaje.

Todo lo cual se puede realizar, mediante la compra de puntos MeliáRewards, que podrán distribuirse entre las personas que la empresa seleccione para que puedan hacer uso de ellos en cualquier momento.

Los viajes de incentivo históricamente han sido una acción promocional que las empresas turísticas utilizan intencionadamente para estimular a sus mejores clientes, empleados o colaboradores y de esta manera fidelizar a estos grupos.

Las circunstancias actuales marcadas por la pandemia de la COVID-19, auguran, según estudios realizados por GEBTA y BRAINTRUST, que los desplazamientos por motivos profesionales a finales de 2020 se comportarán por debajo del 50 por ciento con respecto 2019, y la recuperación de los volúmenes de actividad previos a la crisis sanitaria tardará al menos dos o tres años en alcanzarse.

Ante estos terribles vaticinios, la prestigiosa cadena Meliá Hotels busca recursos de sus reservas para reavivar el segmento MICE e intentar estimular en los clientes la participación en estos programas y el disfrute de sus instalaciones.

Texto: Redacción Bienvenidos