El Hotel Nacional de Cuba celebrará su cumpleaños número 90, el próximo día 30 de diciembre, con la reapertura de todas sus áreas de servicios, luego de un cierre obligado por la crisis epidemiológica.

El cese de las operaciones fue aprovechado por los directivos y trabajadores del hotel para el desarrollo de un proceso de reparación capital de espacios interiores y exteriores, restaurantes, piscinas, y jardines, que ha favorecido  la continuidad  de un servicio personalizado de alta calidad  y con el confort que caracterizan a la instalación

En cuanto a las habitaciones, al momento de la reapertura estarán reparadas 150, de los pisos del seis al ocho, las cuales se pintaron, se les repuso el mobiliario interior y el sanitario, y además se sustituyeron los textiles de la ambientación, entre otras mejoras. Se espera que anualmente se rehabiliten 150 habitaciones hasta terminar las 426 con que cuenta la instalación insigne del Grupo Hotelero Gran Caribe.

El proceso llevado a cabo contempla además acciones desde el punto de vista tecnológico, con el propósito de convertir al Nacional en un hotel inteligente para la prestación de los servicios, con condiciones reales para el ahorro de energía, y que tenga entre sus prioridades el cuidado del medio ambiente.

El Hotel Nacional de Cuba, el clásico por distinción de Gran Caribe, ha reforzado sus condiciones de seguridad para la salud de sus huéspedes, con vistas a lo cual ha adoptado un amplio conjunto de precauciones para garantizar la tranquilidad y disfrute de aquellos que prefieran este histórico lugar para vivir sus días en Cuba.

Enclavado sobre una colina habanera, a pocos metros del nivel del mar, este hotel fue inaugurado el 30 de diciembre de 1930 y en 1992 se restauró de forma general, conservando todo el esplendor de su arquitectura ecléctica, mezcla de rasgos Art Deco con otras influencias modernas de la época; es un símbolo indiscutible de historia, cultura y cubanía.

Esta célebre instalación hotelera sido escenario de trascendentales sucesos históricos acaecidos en La Habana; con el decursar de los años, ha devenido referencia en este ámbito, lo que le concede un lugar excepcional y singular dentro de la hotelería, a nivel nacional e internacional.

La Batería de Santa Clara, uno de los principales puntos de defensa de La Habana en el siglo XVIII, ubicada en sus terrenos, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982, y por sus valores históricos y patrimoniales, en 1998 el hotel fue declarado Monumento Nacional de la República de Cuba, por la Comisión de Monumentos de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Igualmente, en el año 2000, como resultado de una investigación histórica documentada por la Televisión Francesa, fue seleccionado entre los 25 Hoteles Palacios del Mundo. Ostenta la condición de Hotel Museo, y está inscrito en el Registro Memoria del Mundo de la Unesco.

El Hotel Nacional de Cuba ha sido laureado durante 16 años consecutivos en los World Travel Awards como Mejor Hotel de Cuba, pues se reconoce su marca de excelencia en la industria de los viajes y el turismo.

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos