La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) solicitó a representantes de la Unión Europea (UE) aprobar la propuesta del primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis, de acordar un certificado europeo común de vacunación COVID-19 digital que facilitaría el libre movimiento de los viajeros vacunados en toda Europa sin presentar el resultado de test del virus.

El director general y CEO de la IATA, Alexandre de Juniac, envió una carta abierta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y a las autoridades principales de los estados miembros de la UE, en la que instó a coordinar una política que propicie en la región lograr de forma segura los beneficios económicos y sociales de una renovada libertad de movimiento, comenzando por las personas ya inmunizadas.

El certificado de vacunación digital que propone Grecia, argumenta la misiva, aportaría «al restablecimiento de la movilidad a escala mundial, que es la base para restablecer la actividad económica a los niveles anteriores a la crisis», y advierte de la necesidad urgente del reinicio de una aviación segura frente a los renovados cierres y restricciones de viaje en todo el mundo.

Juniac, explica además que la vacunación es una clave fundamental para reabrir las fronteras, hecho que estimulará la recuperación económica del sector. «Un certificado de vacunación paneuropeo mutuamente reconocido sería un paso importante para dar a los gobiernos la confianza para abrir sus fronteras de forma segura y a los pasajeros la confianza para volar sin la barrera de la cuarentena», agrega el texto, y ratifica que la aprobación de la propuesta griega «salvará empleos, aliviará la angustia mental, volverá a conectar familias y a reactivar la economía». 

A la par, exhorta a los gobiernos miembros de la UE a trabajar juntos de manera mucho más eficaz para reconstruir la conectividad global, perdida durante tantos meses de pandemia.

Mañana jueves 21, será sometida a aprobación la iniciativa de Grecia, refrendada por IATA, en reunión de los mandatarios de los países miembros de la UE, y se espera que el resultado final sea la aprobación del certificado europeo común de vacunación COVID-19 digital, que favorezca el libre movimiento seguro entre las naciones del viejo continente y lograr así que las personas viajen con mayor tranquilidad, y de igual forma, propinar un impulso a su deteriorada economía.

Texto: Redacción Bienvenidos