El Gobierno español, en la persona de su ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha reclamado, en misiva enviada al vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que ese organismo inicie conversaciones con la administración estadounidense, con vistas a la suspensión de la ley Helms-Burton y los aranceles a productos españoles que aplica la Unión. 

El motivo de esta solicitud es que la mencionada ley extraterritorial afecta profundamente los negocios e inversiones españoles en la mayor de las Antillas, principalmente los asociados a la industria turística que son mayoría.

Por otra parte, también dicha legislación unilateral, lesiona las exportaciones ibéricas a la isla, fundamentalmente de aceite, vino, aceitunas de mesa, y otros, pues aplica altos aranceles a estos productos.

«Restaurar la confianza mutua es sin duda alguna uno de los objetivos clave de nuestra futura política comercial. Necesitamos identificar las principales áreas de acción inmediata y basarnos en las necesidades mutuas y los objetivos comunes compartidos en nuestras respectivas políticas económicas y comerciales externas. Resolver nuestras disputas enviaría un mensaje de confianza para el sector privado, que pide que se busque una solución negociada entre las dos partes», subraya con firmeza el texto de la carta de Maroto.

La ministra  precisa cuatro prioridades para el futuro de las  relaciones comerciales entre la Unión Europa y Estados Unidos; en primer lugar resolver las disputas comerciales; seguidamente mejorar la cooperación en áreas de interés mutuo para el futuro, fomentar la tan necesaria reforma del sistema multilateral de comercio y, por último, coordinar respuestas para evitar distorsiones comerciales y, al mismo tiempo, sentar las bases para un comercio internacional resiliente, justo y abierto en el futuro.

Es evidente la voluntad de incrementar los contactos para una solución negociada, equilibrada y mutuamente beneficiosa en la disputa de aviación civil (Airbus-Boeing), los aranceles a la aceituna de mesa española, el impuesto sobre determinados servicios digitales y las medidas de salvaguardia sobre el acero y el aluminio.

María Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo de España

Hacia el final de su carta, Maroto declara abiertamente que:

«Trabajar en la suspensión de la llamada Ley Helms-Burton es una de las principales prioridades de España y para ello solicitamos reforzar los contactos diplomáticos en curso de la Comisión Europea con los Estados Unidos para suspender la citada ley, que está afectando gravemente nuestro comercio e inversión en Cuba, especialmente en el ámbito del turismo, en el que las empresas españolas son líderes del mercado».

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: www.lamoncloa.gob.es