Como consecuencia del incremento de casos positivos a la COVID-19 reportados en Cuba, las autoridades gubernamentales y sanitarias han adoptado un nuevo grupo de medidas asociadas con el Control Sanitario Internacional y el aislamiento de viajeros que comenzarán a aplicarse a partir del próximo 6 de febrero.

Teniendo en cuenta la situación epidemiológica nacional, regional e internacional y la necesidad de aplicar nuevas medidas para contener la propagación de casos de COVID-19 en el país, se implementará el aislamiento institucional al arribo de los viajeros internacionales.

Lo anterior fue anunciado por el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, del Ministerio de Salud Pública (Minsap), en conferencia de prensa televisiva, el cual informó asimismo la detección en el día de ayer de 910 personas contagiadas con el SARS-CoV-2 en el país, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia en la mayor de las Antillas.

En la jornada de ayer se procesaron 16 529 muestras en los laboratorios de biología molecular del país; se acumulan así 1 868 479 muestras realizadas para el diagnóstico del SARS-Cov-2 y 25 674 personas diagnosticadas con la enfermedad (1,37 por ciento).

Para garantizar el aislamiento en el caso de los empresarios, técnicos y cooperantes extranjeros, así como el personal diplomático extranjero acreditado en Cuba, la prensa extranjera acreditada y las delegaciones oficiales que se apruebe recibir en el período, se aplicarán los Protocolos aprobados por el MINTUR, MINCEX, y MINREX respectivamente.

Los colaboradores de la salud serán aislados en las capacidades creadas en La Habana y Matanzas, cumpliendo todos los requisitos establecidos, y los estudiantes y becarios extranjeros en las instituciones designadas para este fin por el MINSAP y el MES.

Los cubanos residentes que arriben al país procedentes del exterior se aislarán en centros habilitados en sus provincias y será libre de costo, así como el transporte hacia el centro y el de regreso a su residencia una vez culminado el aislamiento.

Los extranjeros y cubanos no residentes pasarán el período de aislamiento en instalaciones hoteleras designadas en cada territorio, asumiendo estos los costos de estancia y transportación.

El doctor Durán subrayó, asimismo, que se mantiene la exigencia de que los viajeros que arriben al país presenten el resultado negativo de PCR realizado con 72 horas anteriores al viaje, « como una medida que sabemos, nos ayudó a disminuir el número de infectados que llegaban a Cuba».

Precisó a la par, que los viajeros que lleguen a nuestras fronteras: «del avión irán directamente a un transporte que los llevará a los centros de aislamiento en sus provincias  o a un hotel, a los que no sean residentes en el país»,  añadió que en todos los casos recibirán el alta al resultar negativo el examen de PCR que se le les practicará al quinto día de estancia en la isla, y entonces podrán viajar hacia los destinos que tenían previstos, y los viajeros que den positivo en este PCR serán ingresados en un centro hospitalario.

«Creo que la información epidemiológica de hoy en Cuba, explica por qué son necesarias estas medidas», concluyó el popular experto.

Tomado de la Conferencia de prensa del MINSAP
Tomado de la Conferencia de prensa del MINSAP

Texto: Redacción Bienvenidos

Foto: Cortesía Granma/ Ricardo López Hevia