La Conferencia Anual de la Asociación Norteamericana de Directores Corales (ACDA), realizada en formato virtual entre los días 18 y 20 de marzo, confirió un reconocimiento al coro cubano de cámara Entrevoces, fundado y tutelado por la maestra Digna Guerra.

La acreditada formación vocal, fue invitada a participar en el evento que no pudo realizarse de manera presencial por la crisis sanitaria internacional provocada por la COVID-19.

La reconocida directora Digna Guerra, comentó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), que todos los virtuosos integrantes de la alineación se sienten muy felices con el reconocimiento de la importante organización con sede en Texas, Estados Unidos, desde donde se trasmitió vía Internet el cónclave.

Anunció igualmente que el desempeño de Entrevoces tuvo una notable repercusión; colegas participantes y directores de autorizados orfeones foráneos, ponderaron la actuación de la agrupación, que mereció criterios favorables de la directiva del evento, que resaltó «la flexibilidad estilística y expresividad de los cantores de Entrevoces, así como su destreza frente a los desafíos rítmicos de las obras cubanas».

La directora interina de ACDA, Hilary Apfelsadt, ensalzó la «habilidad de Digna Guerra para comunicar ideas musicales precisas por medio de miradas y gestos, sirviendo de modelo e inspiración a los integrantes del coro».

El afamado orfeón cubano grabó su participación en la conferencia, desde la emblemática Iglesia de Paula, del Centro Histórico habanero, y presentó un repertorio integrado por célebres títulos del pentagrama universal como   Dominus regnavit, del contemporáneo húngaro Levente Gyöngyösi; Fina Estampa, de Chabuca Granda, en versión coral de Eduardo Ferraudi; Canticum Novum de Ivo Antognini, y Londonderry air en un arreglo para coro de Peter Knight.

Del cancionero nacional interpretaron Cachita, del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, en versión coral de Ernesto Herrera; Chan Chan, de Francisco Repilado, y una de las piezas más representativas del universo sonoro cubano: El Manisero, de Moisés Simons y que diera a conocer mundialmente Rita Montaner.

Entrevoces, tuvo además el honor, de integrar el elenco de uno de los conciertos estelares de la jornada de cierre junto al afamado coro de cámara Formosa Singers.

La maestra Digna Guerra, Premio Nacional de Música 2006, consideró que la participación en este evento y el reconocimiento conquistado por Entrevoces, es una nueva contribución a las relaciones profesionales entre los orfeones cubanos y estadounidenses.

Texto: Redacción Bienvenidos