Cada vez más viajeros reservan viajes a destinos que ofrecen la nueva modalidad del turismo de vacunación contra la COVID-19, lo cual favorece sin lugar a dudas a la industria del ocio.

Esta modalidad se inscribe dentro de las alternativas del turismo de salud, como las usuales de tratamientos médicos contra diferentes padecimientos o para el bienestar general.

El turismo de vacunación se dio a conocer por vez primera en diciembre de 2020, momento en que algunos turoperadores en la India analizaban la viabilidad de realizar viajes a Nueva York y Londres, con el propósito de acceder a la vacunación.

Finalmente,  la oferta que comercializaron ascendía a cerca de mil 777 dólares por viajero, e incluía un período de aislamiento, y con posterioridad la administración del inmunógeno, que en esta ocasión fue Pfizer BioNTech.

Entre los países que han comenzado a desarrollar esta  novedosa oferta turística figura Estados Unidos, pues el estado de la Florida desde hace un mes presentó esta promoción y posteriormente lo hizo Nueva York, con lo cual ha aumentado la demanda de los viajes hacia esta nación, ya que  los flujos migratorios muestran que solo en los 11 primeros días de mayo, viajaron a EE.UU. muchas más personas, que el total de abril.

Los datos señalan que se ha impulsado el aumento en reservas durante el último mes y se espera que durante los siguientes esta tendencia continúe y hasta el momento  las aerolíneas han aumentado las frecuencias debido a la demanda.      

Por lo pronto Miami, Nueva York y Orlando son destinos muy demandados y que registran un considerable incremento en las reservas, pero también otros 27 de los 50 estados no están exigiendo la residencia para aplicar las vacunas y prometen un proceso sencillo y expedito; entre ellos se encuentran   Alabama, Arizona, California, Colorado, Indiana, Iowa, Louisiana, Texas y Ohio.

La República de San Marino es otra de las pioneras en acoger esta modalidad; comenzó desde el pasado día 17 su oferta combinada de vacaciones e inmunización, optando por la propuesta de la vacuna rusa Sputnik, la cual  será administrada a los interesados por un precio de 15 euros.

San Marino, el tercer país más pequeño de Europa, con tan solo 61 kilómetros cuadrados de extensión y  25 mil habitantes, una vez concluida la inmunización de toda su población, decidió  promocionar esta oferta aprovechando tanto sus fortalezas desde el punto de vista turístico como la coyuntura internacional marcada por la pandemia y por los lentos procesos de inmunización a nivel global.

Otros países que también están incrementando esta oferta son Dubái, cuyos viajes de lujo   incluyen dentro del paquete turístico dos dosis de la vacuna, una al llegar y otra a los 15 días, y Alaska, que igualmente ofrece esta nueva modalidad entre sus opciones vacacionales.

El turismo de vacunación ha provocado defensas y ultrajes, como todo lo que surge, sobre todo en medio de una crisis sanitaria internacional que cobra tantas vidas diariamente; para muchos es una solución de acuerdo a su poder adquisitivo, y para otros, farmacéuticas y empresarios turísticos y aéreos, es un negocio, que siempre y cuando nos conspire contra la inmunización del país que recibe a los turistas en busca de vacunas, no afecta a nadie.

Texto: Redacción Bienvenidos