El CIPIMM y su aporte al desarrollo de productos de higiene para el hogar
El CIPIMM y su aporte al desarrollo de productos de higiene para el hogar
El CIPIMM y su aporte al desarrollo de productos de higiene para el hogar

El Centro de Investigaciones para la Industria Minero Metalúrgica (CIPIMM) se ha destacado por su desarrollo de una cartera de servicios científico-técnicos, así como de tecnologías limpias que responden a las problemáticas nacionales de la industria. Entre los principales productos que desarrolla y comercializa este centro destacan aquellos destinados a la higiene del hogar, de singular importancia en la actual situación sanitaria internacional.

Pinaroma y Closit, una apuesta nacional frente a la pandemia

El CIPIMM ocupa un lugar de importancia como centro de desarrollo nacional de productos para la higiene, claves en el proceso de desinfección del hogar tan importante en estos momentos. Los productos estrella de este centro para la limpieza de los pisos, las superficies y los muebles sanitarios son el Pinaroma y el Closit.

Aunque este centro ha desarrollado y comercializado estos productos desde hace un tiempo, en la actualidad la empresa intensifica su producción debido a la crisis sanitaria global. El Pinaroma es un producto enteramente nacional. Se confecciona con materias primas cubanas que incluyen a las resinas naturales colofonia y trementina y a la sosa. Este producto lleva un tiempo en el mercado pero, aclara la Máster Maylin Laurel, subdirectora de investigaciones, que el que se está produciendo en estos momentos no tiene como finalidad ser un ambientador sino que se enfoca en dar brillo y desinfectar. Sin embargo, el Pinaroma sí tiene un ligero aroma a pino producto de las materias primas derivadas de las coníferas que se usan en su preparación.

El Closit es el otro producto desarrollado por el CIPIMM e indispensable para estos tiempos. Es una lejía de cloro, preparada al 5 por ciento para su uso doméstico, aunque también es recomendado para la desinfección de centros de salud por su gran eficacia.

Para el hogar puede utilizarse para la limpieza de múltiples superficies, baldosas y el baño. Además, si es rebajado a un 0.1 por ciento puede utilizarse para el lavado o blanqueado de la ropa, así como para mantener las manos limpias.

La comercialización del Pinaroma y el Closit, los productos en las manos del pueblo

El desarrollo de estos productos de higiene doméstica está en manos del Grupo de Preparación de muestras y ensayos tecnológicos de esta empresa. Mensualmente, se producen cerca de mil bidones de Closit en el centro y 600 de Pinaroma, que requiere de un proceso más complicado para su elaboración.

El Pinaroma es vendido, principalmente, al Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) quien es el encargado de comercializarlo en sus unidades por toda Cuba, en las que puede ser adquirido por los clientes que lo deseen. El Closit, por su parte, se destina a la higienización y desinfección de las instalaciones de las diferentes empresas del país, principalmente de La Habana.

El CIPIMM mantiene, además, una línea de minerales destinada a la protección de la salud. Algunos funcionan contra los hongos, son antidiarreicos o hemostáticos, mientras otros protegen la piel, como los talcos micronizados DEOSEC y CEROLOR. Para la tan necesaria protección contra la COVID-19, el CIPIMM produce minerales que ayudan a mantener las defensas del cuerpo elevadas, elemental para la protección contra cualquier enfermedad. La labor de este centro, sin duda, es de singular importancia para el país en estos momentos, no solo por la producción de materiales necesarios para la higiene y desinfección del hogar, sino también por su trabajo con materiales enteramente nacionales.

Textos y fotos: Bienvenidos