Los trabajadores de la salud en Cienfuegos comienzan su vacunación con Abdala
Los trabajadores de la salud en Cienfuegos comienzan su vacunación con Abdala
Los trabajadores de la salud en Cienfuegos comienzan su vacunación con Abdala
Los trabajadores de la salud en Cienfuegos comienzan su vacunación con Abdala
Los trabajadores de la salud en Cienfuegos comienzan su vacunación con Abdala

La provincia de Cienfuegos ya forma parte de la fase tres de los ensayos clínicos que se realizan con el candidato vacunal cubano Abdala. Desarrollada por el centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), esta es una de las cinco vacunas en periodo de prueba que la isla ha creado para combatir a la COVID-19.

En la Perla del Sur el Hospital General Universitario Gustavo Aldereguía Lima se convierte en el mayor centro vacunatorio de la provincia, con un total de 3 012 trabajadores de la salud que han recibido ya las dos primeras dosis de Abdala. Para el Jefe de Servicio de hematología de este centro hospitalario, Dr. Julio Fernández, resulta de gran importancia que los trabajadores de la salud estén en la primera línea de vacunación pues les garantiza un nivel de seguridad que les permitirá continuar realizando su trabajo eficientemente y sin riesgos para sus familias.

Confirma el especialista que, hasta ahora, los resultados que se han obtenido de la tercera fase de prueba, la que mide la eficacia de la vacuna, son favorables y se cree que para finales de año los candidatos podrán recibir la aprobación de las autoridades sanitarias competentes.

Candidato vacunal Abdala

La Dra. Yagén Pomares Pérez, Directora del Hospital General Universitario de Cienfuegos, declara que la institución cuenta con 49 servicios y más de 3 500 trabajadores y se considera la principal universidad formadora de especialistas de las ciencias médicas de la provincia, con cerca de 3 000 estudiantes. En el marco del proceso de vacunación del centro, los 3 012 trabajadores que resultan elegibles para el ensayo han recibido ya las primeras dos inyecciones de Abdala que tiene un ciclo corto de tres dosis en 28 días.

Los principales criterios de exclusión al momento de aplicar este candidato se relacionan con la presencia de patologías crónicas, el padecimiento de síndromes neoplásicos oncológicos, la alergia al timerosal, el embarazo, la presencia de infecciones que requieran el uso de antibióticos y haber tenido ya el virus de la COVID-19. Hasta el momento la doctora asegura que muy pocos han presentado reacciones a la vacuna, solamente cerca de 20 trabajadores han experimentado cefaleas, episodios de hipertensión, mareos o un dolor ligero en la zona inyectada.

Este hospital universitario es el único centro para la atención de adultos en la provincia cienfueguera por lo que el proceso de vacunación resulta de enorme importancia para garantizar que la instalación se mantenga abierta y en correcto funcionamiento. La doctora Pomares afirma que el hospital no ha tenido hasta el momento ningún episodio de contagio localizado y, con la reciente apertura de sus 6 puestos de vacunación, pretende que se mantenga como un centro libre de COVID-19.

Cienfuegos no muestra en la actualidad un aumento de los pacientes en estado grave o de fallecidos a causa del virus. Los jóvenes que han ingresado al centro de aislamiento de la provincia casi no presentan síntomas y los más pequeños han logrado recuperarse totalmente en un periodo no mayor a los cinco días, lo que demuestra que la aproximación médica que se ha implementado resulta eficiente.

El Hospital General Universitario de Cienfuegos se encuentra ya a pocos días de terminar la vacunación general de sus trabajadores, gracias a una labor multidisciplinaria que ha logrado mantener al virus bajo control y ha permitido que el centro mantenga sus puertas abiertas a los pacientes.

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos