El bloqueo económico, financiero y comercial que desde hace seis décadas impone ilegítimamente el gobierno de los Estados Unidos a la Isla de Cuba, se manifiesta también en el ámbito asociado a las textos que proponen los expertos cubanos a revistas científicas internacionales con vistas a su publicación, proceso que enfrenta grandes dificultades.

En conferencia de prensa celebrada en la capital cubana en la que se abordó la situación de la industria biofarmacéutica y de los medicamentes y productos de desarrollo nacional, útiles en el enfrentamiento a la COVID-19, el presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, DrC. Eduardo Martínez Díaz aseguró que:

«Las publicaciones de todos los resultados de las vacunas y del resto de los medicamentos las estamos haciendo. Ya hay varias que están en estos momentos en revistas, que son públicas, y otras que se están preparando y están siendo enviadas. O sea, todos los resultados se van a publicar».

DrC. Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma

En este punto del intercambio, varios de los participantes coincidieron en advertir de los múltiples obstáculos que graban este proceso.

La doctora Marta Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), llamó la atención acerca de que en medio de la crisis epidemiológica, ha surgido la necesidad de publicar casi en tiempo real, acto seguido a la experimentación, y salida de resultados. Al respecto subrayó:

«Quiero decirles que no ha sido sin dificultades, porque el bloqueo se materializa también en las áreas de investigación, a partir de la limitación de recursos en muchas ocasiones, porque en nuestras capacidades intelectuales está bien claro cuáles son los mejores experimentos y las mejores técnicas que podemos utilizar».

Añadió la experta, que en muchos laboratorios del mundo se accede en 24 horas   a   reactivos y   técnicas; « acá no podemos hacerlo en 24 horas, y no es porque no sepamos dónde buscarlos, sino porque hay limitaciones financieras y también porque si viene de los Estados Unidos no lo podremos adquirir», denunció.

Doctora Marta Ayala Ávila, directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología

A la par, enfatizó en que: «En términos de publicación nosotros sí estamos listos para publicar los resultados», y argumentó entonces con un ejemplo de un suceso reciente.

«Todo el desarrollo preclínico del candidato vacunal Abdala se puso a disposición de la revista Vaccine para su revisión el viernes 28 de mayo. Se nos asignó un código, y un minuto después nos rechazaron sin que pasara a revisión en la aplicación de la publicación, alegando que “tiene muchas aplicaciones, tiene que hacer un balance…” ¿Cómo pudiéramos interpretar esto, es bloqueo, es discriminación? Porque además, tenemos tradición de publicar en la revista Vaccine, tenemos científicos que revisan publicaciones de esta revista, y créanme, la publicación que enviamos tiene mucha calidad. Sin embargo, ha sido rechazada para su revisión».

Menosprecio de las publicaciones por el lugar de dónde provienen los artículos

Más adelante el doctor Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto de Vacunas Finlay (IFV), dio a conocer que la primera publicación relacionada con la investigación de los candidatos vacunales de la nomenclatura de   Soberana se envió   a una revista foránea en el mes de octubre del pasado año, sin embrago «solo fue publicada en esa revista hace tres o cuatro días», aseveró y amplió su análisis sobre este tema.

 «Estamos hablando de que los grados de interacción con una revista, con los revewers, si además la publicación viene de Cuba…son complejos; en una entrevista publicada recientemente hablábamos de eso, del menosprecio, la marginación de las publicaciones por el lugar de dónde provienen lo artículos, que es un elemento frecuente, que interfiere y hace que los tiempos sean largos; que los revewers pongan cuestionamientos que a lo mejor no se los pondrían a otras publicaciones que vienen de otros lugares».

Doctor Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto de Vacunas Finlay (IFV)

Aclaró que la comunidad científica cubana no está escondiendo los resultados de sus estudios asociados a los inmunógenos anti COVID-19, y anunció:

«Tenemos una segunda publicación que es toda la preclínica de Soberana 02, la cual en estos momentos está cerca de ser aceptada por ACS Chemical Biology una revista de la sociedad americana de Química; tenemos una publicación de la Fase I de ensayo clínico que está en Lancet Infectious Diseases, después de haber sido posteada».

A propósito explicó  que  «hay servidores que promueven que usted ponga en ellos la publicación antes de enviarla a la revista, pero lo que se pone en esos servidores no se reconoce como prioridad a la hora de publicar, y por ejemplo, este artículo que enviamos ahora a Lancet….fue lo primero que se presentó de un ensayo clínico de una vacuna hecho con convalecientes en el mundo, sin embargo, después de eso han aparecido más cosas, y ninguna nos ha citado como prioridad, cuando lo primero que se hizo de ensayos clínicos en convalecientes con vacunas anti COVID-19 lo hicimos nosotros; ese es el riesgo de entregar las cosas, de postear las ideas de lo que uno tiene. Eso lo hicimos hace meses».

Como parte de su intervención, Vérez Bencomo recalcó que el trabajo de los investigadores cubanos tiene un basamento científico muy fuerte por lo que estos profesionales continuarán publicando sus experiencias, por todas las vías posibles.

«Estamos convencidos de la ciencia que estamos haciendo. Nosotros, en el caso de Soberana, tenemos cinco publicaciones en fase de preparación:  la publicación de la fase I 2A, de la combinación de dos más Plus,   la 2B,   la publicación de la Fase II del ensayo con convalecientes, que incluyó a 450 convalecientes y dio resultados muy buenos, y están   los resultados de Soberana 01. O sea, hay un grupo de publicaciones en preparación en las que tenemos la duda ahora mismo si postearlas o no, pues de hacerlo corremos el riesgo de que, como ha pasado, no se reconozca luego nuestro trabajo».

A modo de síntesis de la situación que afrontan las publicaciones científicas cubanas el prestigioso galeno declaró: «Y sí, hay… no se si bloqueo o no, pero sí hay menosprecio en las decisiones de los editores de las revistas, hacia las publicaciones que vienen de Cuba, y de América Latina, de países considerados inferiores en Ciencias».

Texto y Fotos: Redacción Bienvenidos